El suelo urbano con una elevada demanda se limita en numerosas comunidades autónomas a las ciudades, pero en otras, como Balears, la oferta turística y residencial supone un plus como reclamo y atractivo que trae como consecuencia el encarecimiento de los precios inmobiliarios. | Redacción Local

22

El Precio del suelo urbano de Baleares ha crecido un 12,3 % en el segundo trimestre de 2017 respecto al mismo período del año anterior, según datos aportados por el Ministerio de Fomento. Este incremento multiplica por 7 (exactamente, por 6,8) la media estatal, establecida en 1,8. Concretamente, el precio del suelo urbano de Baleares queda fijado en 274,2 euros por metro cuadrado, mientras que el precio medio español es de 166,4 euros por metro cuadrado.

El incremento del precio del suelo urbano en Balears es el sexto de toda España, por detrás de Cantabria (56,3 %), Asturias (44,5 %), Extremadura (17,2 %), Castilla y León (16,3 %) y Murcia (14,6 %). De esta manera, Balears es de las comunidades donde más crece el precio, pero con el ‘agravante’ de que las Islas son la segunda autonomía con el precio del suelo urbano más caro. Sus 274,2 euros por metro cuadrado, ya mencionados, sólo son superados por Madrid, con 300 euros por metro cuadrado. Sin embargo, el incremento del precio en Madrid sólo ha sido del 1,8 %, el mismo que la media estatal.

Varios son los factores que inciden en que a un precio alto del suelo urbano en Baleares se le sume un incremento significativo, algunos de ellos ya conocidos como la elevada demanda, con una importante presión por parte de ciudadanos extranjeros de alto poder adquisitivo; y la escasa oferta de nueva construcción. Ambos factores se disparan en Palma o Ibiza, y en las principales zonas turísticas.

En los municipios de más de 50.000 habitantes, el precio medio del metro cuadrado a nivel estatal ascendió un 11,7 por ciento en tasa interanual, tras situarse en 326,3 euros por metro cuadrado. En este caso, Baleares se coloca ligeramente por debajo, con 321,5 euros.