La hostelería es el sector que más ha incrementado los salarios de acuerdo con el convenio colectivo firmado entre la patronal y los sindicatos en septiembre de 2017. | GEMMA ANDREU

11

Los salarios de Baleares superaron la media española por primera vez en la historia al cierre del pasado año de acuerdo con las cifras publicadas por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que indican que el sueldo medio neto de los ciudadanos de las Islas en el cuarto trimestre de 2018 fue el más elevado desde 2008. Sin embargo, los empresarios de Baleares advierten de que este incremento salarial registrado en los últimos años «no es sostenible mientras que la productividad sigue decreciendo». Así lo indicó la presidenta de la CAEB, Carmen Planas, en el marco del estudio de coyuntura económica de la patronal difundido este lunes.

Planas mostró su «preocupación» por el tema salarial y lo ligó a la fiscalidad: «La redistribución de la riqueza también tiene que ser sostenible y subir salarios e impuestos sin que aumente la productividad no es sostenible». Esta afirmación se contradice con los argumentos del Govern. Precisamente el pasado miércoles, el conseller de Treball, Iago Negueruela, valoró de forma positiva el incremento salarial de las Islas y auguró que la tendencia alcista continuará a lo largo de este ejercicio.

Según el informe de la CAEB, la economía balear cerró el pasado año con un crecimiento medio del 2,7 %, dos décimas menos de lo previsto por la patronal y hasta seis menos que en el 2017, cuando el Producto Interior Bruto (PIB) avanzó un 3,3 %. Además, los empresarios auguran que esta ralentización prosiga en 2019 y el informe concluye que el ritmo de crecimiento «será cada vez más moderado».

En concreto, sostiene que la coyuntura económica estará condicionada durante los próximos meses por «la desaceleración de las principales economías del entorno, un hecho que se une a la incertidumbre generada en torno a Brexit; el efecto de las medidas anunciadas recientemente por el Banco Central Europeo y el escenario resultante de las elecciones del 28 de abril y el 26 de mayo». En este contexto, la patronal prevé que este año la economía balear crezca por debajo de la media española por primera vez en los últimos siete años.

Esta situación se dará tanto en términos de PIB, con un crecimiento del 2 % en Baleares frente al 2,1 % estatal, como de empleo, que en las Islas crecerá un 2,1 % y en el conjunto del Estado lo hará un 2,2 %. Estas previsiones son inferiores a las del Govern, que estima que el PIB balear avance un 2,7 % este año.

En este contexto de «desaceleración», como lo denomina la CAEB, su presidenta solicitó a las Administraciones «reformas profundas que permitan a la economía balear mejorar la productividad». Asimismo, Carmen Planas reivindicó «prudencia» e instó a los gobernantes a «evitar políticas económicas que afecten negativamente a la economía ya que tienen en sus manos contribuir a que la desaceleración se intensifique o a que la economía encuentre apoyos para revertir esta situación».