Varios aviones de Iberia aparcados en el Aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez. - Marta Fernández Jara - Europa Press

10

Las aerolíneas que realizan las rutas entre Baleares y la Península han incrementado el precio de los billetes más de un 50 % desde el final del confinamiento de la actual crisis del coronavirus. La patronal de las agencias de viajes Aviba y el Govern coinciden en señalar que con esta práctica comercial «hacen caja» al recaudar más con el descuento de residente del 75 %.

Desde el pasado día 21 y hasta el próximo 5 de julio, según las páginas web de las aerolíneas, todas las compañías han aumentado sus tarifas de forma progresiva aprovechándose que el número de frecuencia de vuelos es menor y que la demanda crece con el estado de nueva normalidad en la actual crisis generada por la pandemia de la COVID-19

El conseller de Mobilitat i Habitatge, Marc Pons, señaló ayer: «Estamos en contacto con la Dirección General de Aviación Civil porque los incrementos de precios son preocupantes, especialmente en el trayecto entre Barcelona y Maó. Preocupa esta situación porque hay aerolíneas que están recuperando la normalidad aplicando precios más elevados de lo normal».

Pons reconoce que todas las compañías han tenido en tierra a más del 95 % de su flota desde la entrada en vigor del estado de alarma, a mediados de marzo. «Esta situación les obliga a reiniciar ahora su actividad con pérdidas y con riesgos más altos de lo normal, ya que desconocen cómo va a evolucionar la demanda. Esto, sin embargo, no justifica la subida de precios que realizan al saber que hay más demanda que oferta de vuelos», afirmó ayer el conseller.

El Govern, consciente del impacto que tiene el encarecimiento del transporte aéreo, espera que durante el mes de julio «vuelva la normalidad y esto se tiene que traducir en una bajada de los precios aéreos».

Noticias relacionadas

Aviba

La Agrupación de Agencias de Viajes de Balears Aviba, que preside Francesc Mulet, afirma que las compañías «se están aprovechando en estos momentos del incremento de la demanda por viajar a la Península, de ahí la subida de los precios de los billetes. La media de incremento supera el 50 % y esta práctica comercial la realizan Iberia Express, Air Europa, Vueling y Ryanair en los tractos con Barcelona y Madrid».

Mulet puntualiza que con la actual ley de la oferta y la demanda y al imperar el libre mercado «es complicado regular esta situación, más aún cuando Bruselas es más partidaria de la libre competencia».

El efecto negativo que genera esta coyuntura de escalada de precios «es que retrae la demanda y esto perjudica a la propia conectividad aérea», puntualiza el presidente de Aviba.

Mulet también muestra su contrariedad porque las empresas se benefician del descuento de residente del 75 %: «Aumentan los precios y reciben en consecuencia una mayor subvención por parte del Estado. Esto perjudica a Balears, a los residentes y genera luego dudas en Madrid de si hay que variar o no el tipo de descuento que se tiene que aplicar».