Andreu Manresa. | ARCHIVO

4

El director general de IB3, Andreu Manresa, restó ayer importancia a que una periodista utilizara el castellano durante una crónica de la visita de los Reyes a Petra este verano.

Manresa, en la habitual sesión de control del ente, indicó que se trataba de una «nota social» que complementaba otras informaciones.

«La colaboradora no tenía el micro de IB3, simplemente fue una conexión para que informara sobre los datos de la crónica social como el vestuario de los Reyes», precisó. Josep Ferrá (Més) se había quejado del «bilingüismo constante» a la hora de informar de esa visita, lo que Andreu Manresa negó. A preguntas de Jorge Campos (Vox), indicó que intentaría mantener el mismo presupuesto para el próximo año y explicó que no se había hecho ningún ajuste a la baja durante la pandemia.

Según explicó, IB3 tiene sus cuentas al día y sólo tiene como gasto financiero el pago de una hipoteca por la compra de la sede.