El Govern está inspeccionando establecimientos turísticos. | CAIB

8

La cifra de afectados en el megabrote vinculado a viajes de fin de curso en Mallorca sigue en ascenso y ya se han superado los 700 casos positivos de la COVID-19. La comunidad de Madrid es la que contabiliza más casos con 363 estudiantes contagiados.

Los infectados de coronavirus en Galicia ascienden a 70. La Xunta también ha explicado que serán las respectivas áreas sanitarias las que gestionarán las citas para la realización de pruebas PCR a estas personas.

En Cataluña, los brotes multitudinarios de COVID-19 producidos a raíz de viajes de final de curso afectan ya a 44 estudiantes que fueron a Mallorca y 57 a Menorca. El País Vasco ha notificado 126 contagios; la Comunidad Valenciana, 67; Murcia, 20; Aragón, 10; y CastillaLa Mancha, 11.

Por su parte, el Govern rastrea el origen del macrobrote y expedientará a los establecimientos que incumplieron la normativa. Al mismo tiempo, han comenzado a realizar un cribado de todos los hoteles para controlar contagios entre el personal.

Noticias relacionadas

El Govern inició el día del concierto de la Plaza de Toros la instrucción para que los responsables tengan consecuencias legales y económicas.

Baleares también instará al Gobierno de España a que emprenda acciones legales contra las agencias de viaje de la Península que hayan podido organizar o colaborar en el desarrollo de estas actividades que incumplen la normativa COVID. El Govern aclara que estas actuaciones «no representan el esfuerzo mayoritario del sector turístico balear para continuar siendo un destino seguro».

Fuentes próximas a la Conselleria de Turisme indicaron que «el control epidemiológico es la clave» para determinar el alcance y gravedad del macrobrote en su impacto sobre la industria turística.

Sobre esta cuestión, la ministra del ramo, Reyes Maroto, declaró este sábado que «estamos tratando de clarificar los motivos del brote y hay algunas denuncias, pero esperamos que los comportamientos de los jóvenes no se hagan de manera generalizada».

Maroto añadió que «no podemos consentir que este tipo de imagen sea la que se generalice porque la mayoría de la población tiene un comportamiento ejemplar, queremos hablar de España como un destino seguro».