Dos policías de la UTC con el socorrista, este jueves en Cala Mendia, donde todavía ondeaba la bandera roja en la torre.

3

Acababan de llegar a Mallorca para pasar unas vacaciones idílicas y en su primera noche encontraron la muerte. Las hermanas alemanas Hannah Sophie y Vanessa Arndt, de 23 y 25 años, fallecieron tras ahogarse en la playa de Cala Mendia, en Manacor, durante un fuerte temporal y de madrugada.

El grupo que llegó a la Isla lo formaban cinco amigas y un joven. Ellas se alojaban en la calle Passeig de Platón, en Cala Mendia, y él en sa Font de sa Cala, en Cala Rajada. Los jóvenes, por la noche, decidieron bajar a la playa, a pesar de que el mar estaba muy picado y el oleaje era intenso. Poco después de las dos de la madrugada, sin apenas luz, la pandilla entró en el agua y en cuestión de segundos el mar arrastró a una de las hermanas. Todo indica que la otra intentó auxiliarla, y en poco tiempo ambas se ahogaron. Era noche cerrada y sus amigos, desesperados, salieron a la arena como pudieron y pidieron ayuda en un hotel próximo.

Dispositivo de emergencia

Noticias relacionadas

La Unidad Territorial de Costas (UTC) de la Policía Local de Porto Cristo se movilizó rápidamente y cuando los agentes llegaron a la playa una de las hermanas había sido rescatada y estaba sobre la playa, aparentemente muerta. Los agentes trataron desesperadamente de reanimarla y se sumaron a las tareas los agentes de la Policía Nacional y los sanitarios del 061 que llegaron. Un helicóptero de Salvamento Marítimo se añadió al operativo.

La desaparecida, entonces, fue localizada en el mar y cuatro funcionarios del 091, así como agentes de la UTC, se metieron en el agua a pesar del fuerte temporal y consiguieron sacarla. Una de ellas, la de 23 años, falleció allí mismo, con síntomas claros de ahogamiento. La otra, Vanessa, pudo ser reanimada, pero su estado era crítico. Llegó con vida al hospital de Son Espases, en Palma, pero los médicos confirmaron los peores pronósticos: se encontraba en muerte cerebral, por lo que su estado era irreversible. Por la mañana, poco después de las diez, se confirmó su fallecimiento. Las dos hermanas eran naturales de la ciudad de Lemgo, en Renania, pero parece ser que vivían en la actualidad en otra localidad próxima. El miércoles, antes del accidente, los socorristas izaron la bandera roja en la playa de Cala Mendia, debido al intenso oleaje. Por la noche, cuando el grupo llegó, la situación había empeorado, por lo que los investigadores no se explican por qué decidieron meterse en el agua en aquellas circunstancias.

Está previsto que en las próximas horas viajen a Mallorca familiares de Hannah Sophie y Vanessa para hacerse cargo de los trámites para la repatriación de los dos cadáveres.