Govern balear. | Archivo

4

La presidenta del Partido Popular de Menorca, Misericordia Sugrañes, acusó ayer al Govern de centralizar y someter al Consell de Menorca, tras el traspaso de la competencia de Ordenación Turística al Consell de Mallorca, que asumirá esta última institución a partir del 1 de enero de 2022.

«Estamos de acuerdo que el Consell de Mallorca gestione esta competencia, aunque no estamos de acuerdo en las formas cómo se está negociando y el posicionamiento sumiso de la presidenta del Consell de Menorca, Susana Mora. Gracias a las críticas del Consell de Ibiza y Formentera nos hemos enterado de la negociación que nos parece opaca», precisó a Efe.

Sugrañes consideró que un traspaso de competencias como el de Ordenación Turística no debería producirse de «espaldas» a los otros consells insulares.
«No hay ningún estudio económico encima de la mesa, ni propuesta de convenio donde se detallen las condiciones exactas del traspaso.

La única referencia es de una rueda de prensa de agosto en la que se anunció el pase de 70 funcionarios y equipamiento tecnológico», indicó.