La fachada del Parlament en la calle Conquistador. | PARLAMENT

1

El Govern pierde el control directo sobre los fondos que llegan de la UE después de que Més per Menorca (MxM) votara en comisión a favor de una enmienda del PP que deja en manos del Parlament la supervisión de todo el dinero que vendrá de Europa. El Govern ha sufrido un duro revés que mañana tratará de enderezar con un voto particular para dejar sin efecto las importantes modificaciones del texto durante la tramitación parlamentaria.
Las más significativas tienen que ver con la desaparición de los artículos 4 y 5 del proyecto, que se han evaporado al aprobarse las enmiendas del PP. El primero de ellos, artículo 4, dejaba en manos de una nueva Oficina de Coordinación la planificación total de los fondos y la coordinación de los proyectos. Con la enmienda aprobada, esta comisión desaparece.

El artículo 5, clave también en el desarrollo del proyecto de ley, otorgaba al Consell de Govern, a propuesta del conseller de Fons Europeus, la facultad de aprobar el Pla Estratègic Autonòmic para decidir qué se hace con estos fondos. El Govern debía consultar estos proyectos con otras instituciones, en esencia los consells, pero tenía en sus manos el poder total de decisión sobre los proyectos que debían salir adelante.

Cambio importante

La supresión de estos dos artículos del proyecto de ley deja al Govern atado de pies y manos ya que, en paralelo, la oposición, con el apoyo de MxM, ha incorporado tres nuevos artículos al proyecto de ley que dan al Parlament el control sobre estos fondos. La Conselleria de Presidència debe remitir al Parlament un informe trimestral de todas las contrataciones que se efectúen. Además, se añade una disposición a la ley que deja en manos del Parlament el control de los fondos gracias a la creación de una comisión parlamentaria permanente específica de control de la gestión de este dinero por parte del Govern, «así como del resto de fondos que hayan de llegar o que puedan llegar relativos a la crisis generada por la COVID».

Voto particular

El texto modificado en comisión llega mañana al Parlament y el Govern quiere recuperar el contenido del documento original que salió del Consell de Govern, volver a incorporar los artículos desaparecidos y eliminar los nuevos. Para ello, los partidos del pacte han presentado un voto particular con el fin de que el pleno vote sobre esta cuestión. El voto del diputado de Formentera, Antoni Sanz –del PSIB, pero elegido en representación de Gent per Formentera-PSIB–, será clave para resolver a quién le corresponde el control de los fondos. Hay que tener en cuenta que su antecesora, Sílvia Tur, presentó una propuesta coincidente con la del PP para crear una comisión parlamentaria y que el propio diputado ha presentado enmiendas al artículo 5, ahora volatilizado.