Una sanitario inyecta una vacuna a una mujer. | J. Bagur

0

Los mayores de 18 años podrán pedir cita desde este lunes para recibir la dosis de refuerzo de la vacuna. La consellera de Salut, Patricia Gómez, ha anunciado esta medida, que afectará a unas 161.000 personas de entre 18 y 39 años. Con esta decisión, se abre la vacunación de la tercera dosis a todos ciudadanos de Baleares tras la decisión del Gobierno de extender esta dosis de refuerzo a la población adulta.

Hasta la fecha ya ha recibido la tercera dosis el 54,4 % población diana. La vacunación pediátrica está en el 26,4 % y el Govern facilitará que durante los fines de semana los niños puedan vacunarse sin pedir cita previa. «Si nos vacunamos contagiamos menos y nuestro cuerpo aguanta mejor el virus», ha dicho la consellera, que ha recordado a las más de mil personas que han muerto en las islas por culpa de la enfermedad. «Hay que continuar con todas las medidas de precaución», ha dicho.

Noticias relacionadas

Gómez ha informado de que, a partir de de febrero, el certificado COVID caduca a los nueve meses de haber recibido la pauta completa, por lo que ha insistido en la conveniencia de ponerse la tercera dosis. La consellera ha dicho que todos los países de la Unión Europea exigen la tercera dosis para viajar, y ha insistido en que el certificado COVID es imprescindible en las Islas para acceder a determinados espacios, de ahí la importancia de ponerse la dosis de refuerzo.

La consellera ha reconocido que los niveles de vacunación en Baleares están por debajo de los de otras comunidades autónomas y ha señalado que ello puede deberse a que las Islas abrieron mas tarde la vacunación a los menores de 9 años porque durante las Navidades habías muchos desplazamientos. Además, el Ministerio de Sanidad sigue sin incluir en sus estadísticas de Baleares a los 44.000 empadronados en las Islas que no viven aquí y se vacunaron en otra comunidad.

«También hay que tener en cuenta que somos la comunidad autónoma con más residentes extranjeros, con mucha población flotante que va y viene, y muchos de ellos son de países del este, donde la tasa de vacunación es mucho más baja», ha señalado Patricia Gómez.