La Policía Nacional trabaja en la investigación al ciberataque realizado al IB-Salut.

0

La reacción de la oficina de seguridad de Baleares ante el ataque informático que sufrió la Conselleria de Salud fue inmediata pero falta por ver el alcance. En la actualidad tres cuerpos nacionales: policía, protección de datos y criptología están trabajando en dirimir la magnitud de la intrusión al sistema sanitario y si se han visto comprometidos los datos personales de pacientes.

El incidente se produjo hace unas dos semanas y desde entonces, «se han tomado muchas medidas, se ha cambiado las contraseñas de los usuarios y hay restricciones a internet», explicó ayer la consellera de Salud, Patricia Gómez. «En principio no tendrá repercusión, está ya prácticamente todo reparado», añadió.

Analizando el impacto
Poco puede trascender de una investigación por parte de tras organismos nacionales que sigue abierta, «estamos analizando el impacto», es decir, si desde el exterior se ha tenido acceso al historial clínico de pacientes tanto de hospitales como de Atención Primaria.

Por lo pronto la consellera reconoció ayer que se trata de un «ciberataque», dejando de lado la terminología de «alerta» que se ha utilizado para disminuir sus efectos.

Noticias relacionadas

Se sabe, de momento, que no ha afectado en ningún caso a la actividad asistencial de las Islas, y que tampoco compromete la puesta en marcha de la nueva web de salut por la que los pacientes podrán tramitarse su propia baja laboral a causa de la COVID. La herramienta, por cierto, se presentará mañana viernes, cuando se conocerán todos los detalles para su uso.

Y es que la digitalización es una apuesta constante en el sistema sanitario no sólo de Baleares, sino de todas las comunidades. Basta ver que para aligerar la gestión de la pandemia se ha tirado de BitCita y más recientemente de la web de autorrastreo y autocita para una prueba diagnóstica.

El PP ha pedido la comparecencia urgente de la consellera para que explique este fallo, que consideran de una gravedad extrema porque los datos que se han podido filtrar son especialmente sensibles y delicados.

La diputada del PP Isabel Borràs registró ayer una serie de preguntas en el Parlament en relación con este incidente. En la batería de preguntas, la diputada ‘popular’ pide explicaciones sobre las razones que han provocado esta intrusión y quiere saber si las consultas se han visto afectadas, si se han visto comprometidos los datos de los pacientes y qué actuaciones tiene previsto hacer la Conselleria de Salud para evitar otro incidente.