0

La Associació de Productores Audiovisuals de les Illes Balears (APAIB) lanzó ayer una señal de alarma ante el inicio del proceso de internalización de los servicios informativos de IB3. Sin rechazar, en ningún momento, que el ente asuma directamente su gestión cuando venzan las concesiones, sí reclamaron una equiparación presupuestaria. Recordaron que una televisión no son sólo informativos.

La APAIB, que reúne a 24 empresas de producción de contenidos, mostró su inquietud ante el hecho de no haber recibido, por parte del Govern, ninguna información sobre cómo se afrontará la internalización. Lo que sí se sabe, según se detalla en el informe de auditoría encargado por la Conselleria de Presidència y remitido al Parlament, es que el sobrecoste sobre la situación actual    puede ser de 6,6 millones.

«No discutimos la internalización, y felicitamos a los compañeros de informativos que se han sabido hacer oír mejor que nosotros», dijo el presidente de la APAIB, Kiko Domíguez.

Después de señalar que los programas no informativos llenan más de 20 horas de programación diaria, Domínguez recordó que hace dos años tenían un presupuesto de 10 millones y que para 2022 es de 7,2.

Equiparación

Según Domínguez, con el anuncio de internalización, «el Govern ha demostrado que cuando se quiere, se puede». Y, por ello, reclamó un incremento del presupuesto para la producción de contenidos no informativos «equiparable» al aumento que supondrá la nueva fórmula. «Con eso –añadió– se evitará que existan trabajadores de primera y de segunda» De hecho, los programas no informativos llenan el 85 % de la parrilla de IB3.

«Las productoras de contenidos nos sentimos ninguneadas, no se nos ha escuchado nunca», añadió, para precisar que la suya no era una postura «beligerante» ni que buscara el enfrentamiento. Según Domínguez, «sólo reclamos lo justo».

El presidente de la APAIB compareció ante los medios informativos acompañado de representantes de las principales productoras. Según indicó, hablaba en nombre de todas ellas.

Recordó que habían recibido el apoyo de los grupos parlamentarios pero pidió que ese apoyo no se quedara en una simple declaración. «Si el Govern cree que somos un sector estratégico, que lo demuestre», concluyó.