Camiones de mercancía en el puerto de Palma. | ARCHIVO

2

Los transportistas de Balears no dan abasto. La acumulación de trabajo derivada de las huelgas del sector en la Península está provocando retrasos en el reparto de mercancías, por lo que las patronales ya están pidiendo paciencia ante una situación que incluso puede prolongarse durante las próximas semanas. El presidente de la Agrupación Empresarial de Servicio Discrecional de Mercancías de Balears (patronal integrada en la Federación Empresarial Balear de Transporte), Ezequiel Horrach, explicó ayer la situación de ‘overbooking’ después de todas estas últimas semanas de parones. Eso ha provocado que los profesionales de las Islas con mercancías en origen estén ahora mismo «saturados de trabajo», no solo por los envíos al Archipiélago, sino también al resto de destinos.

Ante esta situación, los transportistas piden calma y comprensión a sus clientes, ya que «deben entender que no siempre es posible que dispongan de las mercancías demandas por la mañana o bien en horas concretas concertadas previamente». Horrach propone como solución temporal contactar vía telefónica o vía email con el transportista para tratar de cerrar la entrega en un horario lo más ajustado posible a las preferencias del cliente. Según el presidente de la patronal, en estos momentos no se dispone de suficientes tráileres para recoger mercancías, por lo que se está procediendo a alquilarlos como medida para paliar este problema concreto.

Por otro lado, señalan un obstáculo añadido para la operatividad como es la carencia de un centro logístico de transportes en Mallorca. Para Horrach esta sería una infraestructura básica para un funcionamiento optimizado del sector, ya que «acogería un elevado volumen de género que agilizaría las descargas y el reparto» y haría más eficientes las conexiones de las tres navieras que a día hoy operan con el archipiélago. No en vano, se trata de una reivindicación histórica del sector balear.

Falta de chóferes

Otra problemática es la de la falta de chóferes de reparto y de carretilleros –así como de camiones– que afecta a la entrega de última milla o recorrido. Según la patronal, en la mayor parte de las operaciones se tarda hasta tres o cuatro meses en disponer de vehículos nuevos en los concesionarios; si se trata de camiones averiados, estos vehículos se quedan inmovilizados «durante más de dos o tres semanas» por la demora en la llegada de las piezas de repuesto. Horrach ya señaló el martes en la sede de la Conselleria de Mobilitat i Habitatge que el sector balear está «en un momento de trabajo álgido por los parones nacionales», motivo por el cual, subrayó, el sector recibe con más agradecimiento si cabe las ayudas de 5,5 millones de euros con fondos de la comunidad autónoma. Según se informó, los transportistas percibirán entre 800 y 2.000 euros por vehículo siempre que demuestren un aumento de los costes del carburante de al menos un 5 % durante el primer trimestre del año con respecto al mismo periodo del año anterior.

El apunte

Gasolineras: se normaliza el flujo de clientes tras el inicio del descuento

La afluencia de clientes a las gasolineras se ha normalizado en los últimos días después de las colas registradas con la puesta en marcha el pasado viernes de la bonificación de 0,20 euros por litro de carburante. Así, según la Federación Balear de Estaciones de Servicio, el flujo diario de consumidores se ha ido estabilizando después de que el viernes y el sábado se registrara un considerable incremento del mismo.