Un hombre se quita la mascarilla en una calle de Ibiza. | Daniel Espinosa

0

A la directora general de Salut Pública, Maria Antònia Font, no le sorprendieron las declaraciones de la ministra de Sanidad, este miércoles, confirmando que a partir de día 20 de abril la mascarilla dejará de ser de uso obligatorio en espacios interiores y pasará a ser una recomendación. Carolina Darias avanzó que así lo aprobaría el Consejo de Ministros del día anterior y será una realidad desde su publicación en el BOE. Baleares da el beneplácito a la fecha para la nueva normativa pero pide «prudencia» a la población porque «seguimos en pandemia». La directora general de Salut Pública, Maria Antònia Font, explicó ayer que se había pedido una implementación escalonada de la nueva normativa empezando, como pidieron los pediatras en su día, por retirar la mascarilla dentro de las aulas.

La presión de algunas comunidades, como Madrid y Catalunya, que pedían quitar las mascarillas en interiores antes de Semana Santa se confrontó con la alarma de otras, como Andalucía y Valencia, donde esperan grandes aglomeraciones en las próximas fiestas. «A nosotros nos daba más igual porque, si bien celebramos Pascua, los encuentros no son tan multitudinarios», señaló Font. «Esperábamos la decisión que adoptara la mayoría». Si bien ya hay una propuesta del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, no es definitiva, por lo que todavía puede sufrir modificaciones.   

Éste era el paso siguiente al cambio de estrategia en el control de la pandemia por COVID. «Quitar los aislamientos nos hacía ser cautos pero diez días después de hacerlo sigue la tendencia a la baja en infecciones», aseguró Font. La responsable autonómica de Salut Pública recordó que seguirá siendo obligatoria en el transporte público, hospitales o residencias y, además, «lanzaremos una serie de recomendaciones para que se use en espacios cerrados y abiertos donde haya aglomeraciones y luego que cada persona decida», dijo. Y es que «seguimos con una transmisión comunitaria y es mejor que nos protejamos. Ahora vemos combinaciones de ómicron y de su variante sigilosa, que son más transmisibles pero menos graves», añadió.   

Reacciones políticas

Noticias relacionadas

Portavoces de los partidos con representación parlamentaria valoraron este miércoles el principio del fin de los cubrebocas. Después de la reunión semanal de la Junta de Portavoces, tanto Antoni Costa (PP) como Pilar Costa (PSIB), Alejandro López (Podemos), Miquel Ensenyat (Més per Mallorca), Josep Melià (PI), Jorge Campos (Vox) y Patricia Guasp (Cs) mostraron su apoyo a la medida. Guasp indicó que fue su grupo quien instó al Gobierno a tomar esta medida. Jorge Campos indicó que su grupo ha mantenido esa posición «desde el principio» y que, incluso, recurrió los dos estados de alarma a los tribunales.

El portavoz de Més per Menorca, Josep Castells, indicó que su partido siempre ha dicho, y que los sigue pensando, que estas decisiones deben ser tomadas por los científicos y aconsejó revisar lo que han dicho los partidos a lo largo de este tiempo. En su opinión, podría ser que quienes criticaban al Gobierno por el uso de las mascarillas, sean ahora los que le critiquen por su supresión en interiores.

De las mascarillas se ha hablado mucho en los debates que se han celebrado en el Parlament desde que se declaró el primer estado de alarma y se fueron sucediendo las diferentes normas. Sin embargo, nadie criticó al Gobierno por el momento. Sobre la utilización o no de cubrebocas durante los plenos de la Cámara, el Parlament secundará las recomendaciones que haga la Conselleria de Salut.