El acusado no compareció este jueves a la vista en el juzgado. | Alejandro Sepúlveda

6

Christian Sintes Zurro, modelo e intérprete en series de Mediaset afronta una petición de dos años y medio de cárcel por parte de la Fiscalía por estafar a la madre de un niño con una grave enfermedad degenerativa por la que finalmente falleció. La acusación particular eleva la petición de prisión a tres años de cárcel. El actor tenía que comparecer este jueves en un juzgado de Palma para ser juzgado. No lo hizo y es la segunda ocasión en la que no comparece. Se ha fijado una nueva fecha para celebrar la vista en mayo.

Según la Fiscalía, Sintes conoció a la madre del niño en el año 2017. El menor padecía una grave enfermedad degenerativa y su madre mantenía varios perfiles sociales en internet para intentar conseguir dinero para conseguir un vehículo adaptado para su hijo. De acuerdo con la acusación, «al conocer la desesperada situación, el acusado le propuso de forma engañosa gestionar los derechos de imagen de su hijo y hacerse cargo de los perfiles, todo ello con ánimo de enriquecerse ilícitamente». Así, se ganó la confianza de la mujer y consiguió que firmara un contrato con él por el que se encargaría de gestionar los perfiles.

Así, el acusado creó un cuenta en la web Gofundme, dedicada a la recaudación de fondos. Puso el objetivo de conseguir 15.000 euros y como no alcanzó esa cuantía le dijo a la madre que todo el dinero se devolvía a los donantes, cuando no era así. Según la Fiscalía se apropió de los cerca de 550 euros que sí se habían ingresado en la página web. Además, pidió a la madre que le entregara 2.400 euros para una supuesta inversión muy rentable en una entidad bancaria en la que decía que trabajaba. No era así y jamás devolvió ese dinero. También obtuvo una cantidad de 200 euros ya que aseguró a la mujer que le podía conseguir un móvil muy barato y nunca se lo entregó. El hijo de la mujer falleció nueve meses después de esta secuencia. Las acusaciones reclaman el pago de una indemnización de 3.000 euros para la víctima y 1.000 euros  más por el daño moral causado, además de las penas de prisión. La situación procesal del acusado se complicará además si no responde a las citaciones del juzgado de lo Penal.