La detención del sospechoso mallorquín, que ya tiene antecedentes por delitos de odio.

0

«Los países como Corea del Norte se hacen respetar con armamento atómico. Aquí en España nos dedicamos a apoyar a los homosexuales». Un vecino de Mallorca ha sido detenido por publicar 120 mensajes en las redes sociales incitando al racismo y la homofobia. La operación la ha llevado a cabo la Guardia Civil en distintos puntos del territorio nacional, en el marco de una operación de escala europea coordinada por Europol y que ha perseguido los delitos de odio en las redes sociales. El operativo se ha desplegado, además de en España, en Austria, Bulgaria, Alemania, Lituania, Luxemburgo, Noruega, Portugal, Rumanía, Italia y Francia, país que impulsó la iniciativa.

La Guardia Civil ha detectado más de 240 publicaciones de distintos perfiles en redes sociales que podrían ser constitutivas de un delito de odio, ya que lanzan mensajes racistas, xenófobos y antisemitas, entre otros. «Los buques de la Armada no han de rescatar a los negros del Mediterráneo, que se ahoguen en el mar» o «Larga vida al legado revolucionario de Stalin» son algunos de los tuits investigados en España. El racista mallorquín escribió otros tuits incendiarios del tipo: «Como seguidor de Adolf Hitler, me duele en lo más profundo del corazón la Hitlerfobia desarrollada por medios informativos».

Todos los arrestados han sido puestos en libertad tras prestar declaración en dependencias policiales y además otra persona más ha sido investigada por contenidos de odio que publicaba en su perfil en redes sociales. El objetivo de esta operación internacional ha sido perseguir los delitos de odio, el racismo y la xenofobia que circulan en internet y fuera de ella. La Guardia Civil recuerda que el supuesto anonimato en la red no impide la actuación sobre este tipo de delitos. De hecho, todos los ordenadores dejan un rastro que se puede seguir por los investigadores y sus equipos avanzados.