Un grupo de pajitas de plástico. | Pixabay

0

La Direcció General de Residus ha abierto 71 expedientes sancionadores relacionados con incumplimientos de las normativa en materia de residuos. En concreto, 57 de estos expedientes están vinculados a la obligación de reducción del consumo de bolsas de plástico y los 14 restantes tiene que ver con otros incumplimientos de la ley balear. Los 14 restantes lo están a la ley 8/2019 de residuos y suelos contaminados de las Illes Balears.

Las inspecciones se han hecho con la colaboración de la Direcció General de Consum. El director general de Residus, Sebastià Sansó, agradece la colaboración de la Conselleria de Salut y recuerda que, a raíz de la entrada en vigor de los artículos más significativos de la ley balear de residuos, la Conselleria formó a una cincuentena de trabajadores públicos para que pudieran velar correctamente por el cumplimiento de la normativa.

Por su parte, el director general de Consum, Fèlix Alonso, destaca la importancia de la colaboración entre diferentes administraciones para conseguir el mejor resultado.