De acuerdo con los datos facilitados este sábado por la Policía Nacional, los hechos ocurrieron el pasado miércoles. | Archivo

0

El hurto al descuido de comida de una cocina, en un piso compartido de Palma, ha acabado con cinco detenidos: cuatro de ellos de una misma familia y el quinto, el inquilino. De acuerdo con los datos facilitados este sábado por la Policía Nacional, los hechos ocurrieron el pasado miércoles en una casa que una familia ecuatoriana tiene alquilada una habitación a un español, de 37 años. Este último adeudaba varias mensualidades a la familia y la relación entre ellos era muy tensa. Además, robaba comida de forma furtiva.

Ese día, los demás convivientes -el padre de 59 años, la madre de 69 y sus dos hijas de 21 y 28- sorprendieron al inquilino hurgando en la nevera, lo que desencadenó una sonora bronca. El cabeza de familia se enfrentó con él y recibió varios golpes. El rival hizo ademán de lanzarlo por la ventana y esgrimió un cuchillo, ante los cual las mujeres se interpusieron entre ellos y consiguieron separarlos.

Acto seguido, la familia sudamericana entró en la habitación que le tenían alquilada y sacaron todos sus enseres de la casa, dejando al hombre en pijama y zapatillas. La Policía Nacional envió a varias patrullas hasta esa dirección y procedió a la detención del inquilino por un delito de amenazas y de los cuatro familiares por allanamiento de morada y coacciones.