Agentes de la Guardia Civil de Tráfico.

2

La Guardia Civil ha interceptado a un varón de 25 años de edad que circulaba a 205 km/h en un tramo limitado a 90 km/h de la carretera de Palma a Sóller, en Mallorca.

El motorista fue detectado por un equipo de control de velocidad de la Guardia Civil de Tráfico el pasado domingo. Al cabo de una hora, la misma motocicleta volvió a ser detectada con exceso de velocidad por otro vehículo radar de la Guardia Civil, tras lo cual fue detenida por una patrulla notificadora que se encontraba en la zona.

Al inspeccionarla, los guardias civiles descubrieron además que los neumáticos de la motocicleta se encontraban deteriorados, al igual que la placa de matrícula. El joven ha sido denunciado por estos hechos y como presunto autor de un delito contra la seguridad vial.