API Balears destaca que las hipotecas, «todavía atractivas», están espoleando el mercado. En la imagen, vista aérea de la ciudad de Ibiza.

0

Balears lideró de manera destacada la compraventa de vivienda en el mes de marzo, con un incremento con respecto al mismo periodo del año pasado que rozó el 100 % –un 99,5 % exactamente – con un total de 1.933 operaciones materializadas. La variación anual fue cuatro veces mayor que la media estatal, de un 25,6 %, mientras que la segunda comunidad autónoma con un mayor aumento de las transacciones fue la Comunidad Valenciana, a mucha distancia con un 40 %.

Estas cifras, publicadas este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), llegan justo en un momento en que los precios del mercado inmobiliario de las Islas siguen al alza, formando parte mes a mes de la terna de regiones con las subidas más acusadas y certificando los problemas de acceso a la vivienda que vive la mayoría de la población balear.

Es una aparente contradicción en la que entran en juego diversos factores, según la presidenta de la Asociación de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Balears (API), Natalia Bueno. Uno de ellos, aunque no el único, la compra por parte de extranjeros. «Confluye un poco todo: con la inflación la gente que tenía ahorros –que además había podido ir aumentando durante la pandemia– ha visto un buen momento para comprar, inversores que ven un activo refugio en la vivienda, gente de fuera...», explica Bueno para añadir que «sería bastante clarificador» que los registradores de la propiedad determinaran cuántas de las compras realizadas por extranjeros corren a cargo de residentes y cuántas son segundas residencias.

Valor seguro

En cuando a la percepción del sector inmobiliario como un terreno de inversión refugio, Bueno incide en que en esta época de inflación y de intensa incertidumbre en el ámbito económico global «la vivienda se está convirtiendo en un valor seguro y sin perspectivas de devaluación ahora más que nunca, porque las hipotecas, por lo menos hasta el momento, siguen siendo atractivas». El Consejo General de Colegios Oficiales de Agentes de las Propiedad Inmobiliaria en España suscribe las palabras de Bueno al señalar que «el sector mantiene su fortaleza pese al contexto internacional y la inflación y con unos dígitos muy saneados». Señala que hay una «asignatura pendiente» que sigue siendo el mercado de las viviendas de protección oficial, que supusieron menos del 8 % de las transacciones en el total de España. «Es necesario que la Administración vuelva a impulsar medidas de apoyo y fomento a la vivienda protegida, algo que en las últimas décadas apenas ha recibido respaldo».

El caso de Balears es bastante paradigmático en ese sentido e incluso rebaja las proporciones estatales: De las 1.933 operaciones realizadas, solo un total de 24, el 1,2 %, se correspondieron con viviendas protegidas. La vivienda de segunda mano, asimismo, aglutinó el 81 % de las operaciones. Por otra parte, el Archipiélago también registró un incremento interanual en el total de transmisiones de los derechos de la propiedad, lo que incluye, además de la compraventa, la donación, la permuta y la herencia. En este caso la subida fue del 35 %, lo cual constituye igualmente el máximo estatal, seguido por la tasa de Andalucía (27,3 %) y 22 puntos por encima de la media de variación nacional (13,1 %). Así, se alcanzó un total de 7.401 fincas (rústicas y urbanas, lo que incluye solares) transmitidas inscritas en los registros. En lo estrictamente tocante a la transmisión de viviendas, además de las 1.933 ventas reseñadas, hay que contar 215 donaciones y 309 herencias, además de un total de 614 viviendas englobadas en otros tipos de transmisiones. El liderazgo de Balears en las estadísticas de marzo es destacado por portales como Pisos.com e Idealista , quienes, en referencia al panorama estatal, se refieren al récord que suponen las 60.000 viviendas vendidas, ya que constituye la cifra más alta en 15 años para un mes de marzo.