Imagen de archivo de una de las grandes mansiones que se ofertan en el mercado inmobiliario balear.

0

Baleares es la comunidad donde más impuestos pagan los millonarios por la compra de una vivienda de lujo. La palabra ‘millonario’ no es gratuita en este caso porque el límite fiscal está fijado, precisamente, en un millón de euros. Es decir, las personas que disponen de al menos un millón de euros para gastárselo en la compra de una vivienda en las Islas pagan un 11,5 % en concepto de impuesto de transmisiones patrimoniales. El tipo impositivo medio en las    Islas está en un 8 %, pero la Comunitat ha aprobado un tipo especial del 5 % para la adquisición de la primera vivienda siempre que el precio no supere los 200.000 euros.

El porcentaje que pagan quienes se compran viviendas de lujo en las Islas es la cifra más alta de todo el Estado y las únicas comunidades que se le acercan son Catalunya y Extremadura, ya que ambas tiene fijado un tipo del 11 % para las compras más onerosas. En varias comunidades autónomas, el máximo está fijado en un 10 %, pero    la inmensa mayoría se mueven entre el 7 y el 8 %. Si Baleares es la comunidad donde más impuestos pagan los    millonarios por la compra de una vivienda, en el otro lado de la balanza está Madrid, la comunidad donde se pagan menos impuestos sea cual sea el precio de la vivienda. Madrid tiene fijado un 6 % por la adquisición de vivienda cueste lo que cueste el piso. Pagan el mismo porcentaje de impuestos quien compra una vivienda superior al millón de euros y quien compra una por debajo de los 200.000. Solo hay una excepción: las familias numerosas pagan un 4 %.

Varias comunidades autónomas tienen fijados impuestos reducidos en caso concretos. En Galicia, Andalucía y Murcia, se paga entre un 3 y un 3,5 % los menores de 35, discapacitados, familias numerosas o monoparentales y víctimas de la violencia de genero. De hecho, el PPbalear defiende que algunas de estas medidas se trasladen a Balears. Su portavoz en el Parlament, Antoni Costa, asegura que Balears tiene margen para bajar este impuesto, que supone una de las principales fuentes de financiación del Govern. El PP cree que el tipo general para viviendas de menos de 200.000 euros debería ser el 4 %, pero baja hasta el 2 % para los menores de 35 años, familias numerosos y familias monoparentales. El PP insiste en que los datos e recaudación avalan ese necesidad de bajar el impuesto de transmisiones patrimoniales en casos muy concretos, además de rebajas en otras materias. Es una de las propuestas que se debatirán este martes en el Parlament balear ya que se votará la proposición de reforma fiscal de los ‘populares’.

El Govern no quiere

El Govern no está por la labor de bajar impuestos y asegura que    la propuesta del PP es demagógica porque los impuestos sirven para financiar los servicios públicos. La consellera d’Hisenda, Rosario Sánchez, defiende la política fiscal del Govern, especialmente en la presión tributaria sobre quienes más tienen. «Los datos demuestran la política fiscal progresiva del Govern, como siempre hemos defendido, una política justa en la que pagan más aquellos que más tienen», dice la consellera. Rosario Sánchez defiende el tramo más alto del impuesto para las compras más caras y ese tipo reducido del 5 %, «de los más bajos entre las comunidades de régimen común».