Tur Costa se instala en Can Prunera

El museo modernista de Sóller también incorpora obras de Ben Jakober, Cati Munar , Joan Ramon Bonet y Blaselbach

|

Valorar:
Rafael Tur Costa ante su obra sin título, un collage.

Rafael Tur Costa ante su obra sin título, un collage.

Jaume Morey

La colección de arte del museo de Can Prunera de Sóller no deja de crecer con la continua incorporación de nuevas obras donadas por importantes artista y coleccionistas de arte. Ayer mismo tuvo lugar otro acto de donación para el fondo del museo que incorpora -gracias a estas aportaciones- cinco nuevas piezas: dos pinturas, dos esculturas y una fotografía. Las donaciones llegaron de la mano de creadores tan reconocidos como Ben Jakober, Cati Munar Garcia, Joan Ramon Bonet y el ibicenco Rafel Tur Costa además de una cedida por Luis y Maite Unzueta. Todas estas obras pasaran ahora a formar parte del fondo, cada vez más completo, del museu y podra ser contempladas por los visitantes ya que se incorporaran a la exposición permanente.
El reconocido artista Ben Jakober donó ayer la escultura Paternitat, realizada en acero fundido, una obra en la que sus formas orgánicas dejan entrever la figura delpersonaje. Hay que recordar que Jakober es un reconocido escultor de prestigio internacional. Nacido en Viena en 1930, se instaló en Mallorca en el año 1968 aunque actualmente reside más tiempo fuera de la isla ya que realiza proyectos en Shanghai y Paris. De Jakober, presente en el acto, Pere A. Serra destacó su «universalidad» , con esculturas en las principales ciudades del mundo».
También Pere A. Serra elogió la trayectoria personal y professional de otro de los artistas que ayer estuvieron en Can Prunera. Se trata del ibicenco Rafel Tur Costa (Santa Eulària, 1927) que hizo entrega a Can Prunera de un collage sobre tela. Rafel es siderado como uno de los pioneros del arte abstracto en Balears. Pere A. Serra destacó «su gran vitalidad con 82 años de edad» y lo comparó a Joan Miró que, a los 90, manifestó: «Ahora empiezo mi obra auténtica».
La joven artista y artesana mallorquina Cati Munar García (Marratxí, 1971) hizo entrega al museo de una obra abstracta realizada con técnica mixta sobre tela que lleva por título Angoixa. Se da la casualidad que ayer mismo se inauguraba una exposición de la artista en la Blanc Gallery de Chicago. El president de la fundació Tren de l'Art comentó su evolución ya que «los maestros de Cati Munar no pertenecían a esta corriente artística». Munar consiguió en el 2009 el título de maestra en artes plásticas.
Pere A Serra dió cuenta tambén de la donación de un retrato de Juli Ramis realizado per el fotógrafo mallorquín Joan Ramon Bonet y de una cerámica pintada, la obra Menina de Blaselbach, donada por Luis y Maite Unzueta.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.