El acueducto, en primer término. Al fondo, en el centro de la imagen, el edificio que será demolido. | Redacción Cultura

5

El Ayuntamiento de Santa Eulària ha dado ya luz verde a la demolición del edificio anexo al hotel Sol S’Argamassa de la cadena Melià que se encuentra sobre los restos arqueológicos del acueducto de s’Argamassa. La decisión la tomó ayer la junta de gobierno, que aprobó la concesión de la licencia de obras para derruir el inmueble después de que la medida pasara por el pleno del Consistorio el pasado mayo con la abstención del PSOE-Pacte.

El anuncio llega en el momento en el que han comenzado los trabajos para la rehabilitación, consolidación y museización de este enclave arqueológico, unas obras impulsadas por el Consell d’Eivissa y que cuentan con la colaboración económica del Ayuntamientos. Actualmente se está procediendo al desbrozado y limpieza de la zona para comenzar a continuación la obra en sí.

En el pasado mes de mayo se acordó también entre el Ayuntamiento y los propietarios del edificio destinado al personal del hotel un plazo de seis meses para proceder a la demolición, que cuenta también con el visto bueno de la Comissió Insular d’Ordenació del Territori, Urbanisme i Patrimoni Històric-Artístic (Ciotupha), por lo que podrá ejecutarse en breve, según fuentes del Consistorio.