Economía social y ciudades

|

Valorar:

Iniciando octubre se ha celebrado en Bilbao el mayor foro internacional sobre economía social. El Global Social Economy Forum, GSEF, es una asociación internacional de gobiernos locales y actores de la sociedad civil comprometidos con el desarrollo de la economía social. Se creó con el objetivo de favorecer la colaboración entre los organismos de la economía social y los gobiernos locales para promover la creación de empleos de calidad, el crecimiento equitativo, el progreso de la democracia participativa y el desarrollo sostenible.

Con el título 'Economía social y ciudades. Valores y competitividad para un desarrollo local inclusivo y sostenible', en GSEF Bilbao 2018 han participado más de 1.700 personas de 80 países diferentes. Durante tres días, los participantes tuvimos oportunidad de compartir experiencias y debatir para continuar avanzando hacia una sociedad inclusiva, igualitaria y centrada en las personas.

Una de las principales conclusiones ha sido la de abogar por que los estados miembro reclamen una resolución de las Naciones Unidas sobre un modelo de crecimiento más justo, inclusivo y sostenible. Esta propuesta está incluida en la llamada 'Declaración de Bilbao', con cuya lectura se puso fin al foro.

En la declaración se evidenció que se dibuja una nueva realidad derivada del avance tecnológico, los cambios demográficos y la globalización, con un mercado laboral en transformación en el que cada vez hay más empleos atípicos y precarios. En este contexto, se planteó que solo si aumenta la participación de todas las partes implicadas se pueden conseguir políticas innovadoras a fin de garantizar empleos decentes, protección social y prosperidad.

En el documento se destacó que el desarrollo económico al servicio de las personas y del planeta se basa en principios de democracia, justicia social, solidaridad, diversidad y paz; valores que encontramos en las empresas y organizaciones de economía social que, además, los combinan con viabilidad, eficiencia, creación de valor social y beneficios económicos.

Las palabras de clausura del alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, “es posible conciliar progreso económico y desarrollo humano, desarrollo económico y cohesión social, cohesión urbana y cohesión humana y solo así conseguiremos una sociedad más justa, inclusiva y sostenible”, representan el compromiso de las empresas de economía social con un modelo de crecimiento de las ciudades basado en la sostenibilidad y la inclusión.