Funcionalidad con tradición y diseño

|

Valorar:

Julio A. López, redactor de El Económico, explica la formación de Contain y las características de esta empresa de iluminación.

09-11-2018

Originalidad y utilidad son algunos de los rasgos que caracterizan las lámparas de Contain, empresa fundada en diciembre de 2017 por Mauricio Obarrio y Juan Peralta. Este dúo ya cuenta con más de diez años de experiencia, con proyectos en ciudades como Buenos Aires o Miami.

Sus distintas colecciones de lámparas, en colaboración con Gordiola, tienen diseños estéticos a la par que funcionales. Ejemplos son las lámparas de techo hechas con discos de cristal tintados, contornos pentagonales unidos de aluminio o pequeñas lámparas portátiles de batería autónoma con base de latón.

Precisamente con este material también fabrican conectores para ensamblar muebles: “El latón es un material muy noble, permite muchos baños y óxidos y no se desgastará o romperá”, explica Mauricio Obarrio. Con estas piezas, fáciles de adaptar, crean mobiliario resistente pero fácil de transportar: “Nuestra idea es que sean tan fáciles de llevar que la mayoría de ellos quepa sin problemas en un coche”, añade.

A ello añaden materiales de temporada junto a los estilos tradicionales en la isla, otra de las premisas que sus autores para revalorizar la naturaleza de estos productos y su valor: “Creamos materiales que reflejen el modo de vida de Mallorca y su cultura”, añade Peralta.

Juan Peralta y Mauricio Obarrio, fundadores de Contain

Al poco de formarse Contain, los encargos surgieron rápido. Empezaron primero con el diseño de decoración e iluminación de dos casas, y dieron el salto a un hotel en la Plaza de España de Madrid. Algo que “fue arduo porque tuvimos que buscar a gente para que nos ayudara, contar con inversores y piezas, además de impresoras en 3D”, narra Peralta.

EXPANSIÓN. Contain fue una de las 11 empresas de Balears seleccionadas para participar en la London Design Fair. Este certamen, que tuvo lugar entre el 20 y 23 de septiembre, les ha catapultado a nuevos mercados: “Cada empresa eligía hasta cuatro productos que mostrar y, durante estos días, empresas de distintos países chequeaban lo que enseñábamos”, explica Peralta.

Los resultados esta feria son positivos, ya que han encontrado dos países, Estados Unidos y Alemania, que son clientes potenciales: “Son marcas que compran tu producto, se encargan de distribuirlo y venderlo de nuevo”, asegura Peralta. Pese a que se muestran entusiasmados con la idea de expandir sus fronteras, no descartan el mercado nacional: “Estamos enfocándonos en grandes ciudades de España como Madrid y Barcelona para consolidar los clientes nacionales”, añade Peralta.

Sus herramientas de promoción trascienden de la tienda física en detrimento de su taller en Palma formado como una showroom: “Preferimos que los visitantes pasen por nuestro local de forma libre y vean en persona lo que estamos haciendo”, indica Peralta.

Pese a que están pensando en nuevas colecciones, los diseñadores quieren primero relanzar sus productos: “Queremos sacar todos los años más novedades, pero de forma progresiva, manteniendo la colección antigua e incorporando nuevos diseños”, concluye Obarrio.