La isla de Eivissa continúa ganando estrellas

| | Ibiza |

Valorar:
preload
Aspecto que tendrá El Puerto Hotel después de su completa remodelación.

Aspecto que tendrá El Puerto Hotel después de su completa remodelación.

02-10-2018 | Daniel Espinosa

La isla de Eivissa ha cerrado la temporada turística con una ocupación hotelera del 84,19% entre los meses de mayo y octubre, lo que supone un ligero descenso en relación al año anterior, cuando los establecimientos hoteleros de la mayor de las Pitiüses alcanzaron una ocupación del 85,11%.

Un ligero descenso que no ha sido obstáculo para que las principales cadenas hoteleras hayan emprendido numerosas reformas, que supondrán un aumento de la calidad de la planta hotelera ibicenca de cara al verano de 2019.

Una de estas grandes reformas la está llevando a cabo Palladium Hotel Group en la zona turística de es Canar, en el municipio de Santa Eulària des Riu. La cadena que preside Abel Matutes Juan convertirá el antiguo Hotel Fiesta Cala Nova en el segundo establecimiento Bless (el primero lo abrirá en Madrid en enero de 2019), la nueva marca de cinco estrellas gran lujo de Palladium.

El Bless Hotel Ibiza contará con 151 habitaciones, una variada oferta de restauración, spa y destacadas zonas interiores y exteriores, entre las que se incluyen dos piscinas ‘infinity’ y una vermutería.

Desde Palladium, que invertirán alrededor de 40 millones de euros en la reforma integral de este hotel, destacan que el futuro establecimiento está inspirado en la diseñadora de alta costura Coco Chanel, que solía decir que “para ser irremplazable uno debe buscar siempre ser diferente”.

En este sentido, la marca Bless Collection Hotels se caracterizará por un “trato exquisito, exclusivo y personalizado para un público hedonista y cosmopolita que disfruta al máximo de los placeres de la vida”. Las instalaciones de Bless tendrán un diseño vanguardista y la innovación en los servicios marcará su estilo.

MARRIOTT. Santa Eulària también es el lugar escogido por la cadena estadounidense de hoteles de lujo Marriott International para desembarcar en la isla de Eivissa. En esta localidad está prevista para la próxima temporada la apertura del W Ibiza, de la marca W Hotels Worldwide, que en 2009 abrió su primer establecimiento en España, el W Barcelona, conocido como el hotel vela. La apertura en Eivissa se unirá a la prevista también para 2019 del W Madrid y, en 2021, el W Marbella, anunció la cadena en su página web.

W Hotels, a través de Inversions Hoteleres Ebza SL, invertirá cerca de 80 millones de euros, según el portal especializado hosteltur.com, para reformar de arriba a abajo el Aparthotel Orquídea, situado en primera línea del paseo marítimo de Santa Eulària. “Con su energía juguetona y su espíritu bohemio, Eivissa es un destino ideal y una combinación perfecta para los W Hotels”, dijo Anthony Ingham, global brand leader de W Hotels Worldwide, al anunciar esta nueva apertura.

Según explica la compañía, el hotel adoptará las raíces eclécticas de la isla a través de un diseño audaz e innovador, capturando el espíritu libre de Eivissa y elevando la experiencia de todos sus huéspedes a un nuevo nivel.

En su interior, tres conceptos diferenciales diseñados para comer, beber y relajarse se complementarán con un rooftop-bar y una piscina solo para adultos. Una segunda cubierta contará con un acceso directo al paseo marítimo y a la playa de Santa Eulària desde los cuales a todos los huéspedes del hotel podrán disfrutar del Chiringuito de W Ibiza, un lugar que resumirá la quinta esencia de este tipo de bares frente a las playas ibicencas.

El futuro hotel de lujo tendrá 162 habitaciones y un spa con más de 370 metros cuadrados distribuidos en siete salas de tratamiento privadas y un gimnasio FIT, presente en otros hoteles de la marca W Escape, que es la versión más divertida y desenfadada de la cadena.

En el municipio de Sant Antoni de Portmany también se vivirán cambios sustanciales ya que Playasol Ibiza Hotels tiene previsto reformar el Hotel Piscis Park, que ahora cuenta con dos estrellas only adults, y convertirlo en un cuatro estrellas con más de 360 habitaciones.

Para ello, esta cadena hotelera tiene previsto invertir más de diez millones de euros y lavarle la cara a uno de los hoteles asociados al turismo barato y de borrachera de esta localidad. No obstante, Playasol todavía no sabe si será capaz de realizar esta reforma en un solo invierno, como es su objetivo, o si finalmente necesitará otro más. En cualquier caso, la cadena hotelera continúa con la mejora de sus establecimientos hoteleros en la isla en una apuesta clara por el turismo de calidad y familiar.

NOVEDADES EN VILA. Otro de los establecimientos que sufrirá este invierno una transformación intensiva será Apartamentos El Puerto. Este aparthotel de dos estrellas y dos llaves, situado en el barrio de es Pratet de la ciudad de Eivissa, abrirá sus puertas el próximo verano convertido en El Puerto Hotel, un nuevo alojamiento de cuatro estrellas que contará con 241 habitaciones, una cifra ligeramente superior a las 195 habitaciones que tenía hasta ahora pero que no hará variar su número de plazas.

Los cambios más sustanciales no se verán solo reflejados en las habitaciones, que serán más grandes gracias a la eliminación de los apartamentos, sino también en los servicios complementarios que ofrecerá el hotel, y que tras la reforma contará con solárium, piscina, spa, varios restaurantes, dos cafeterías, dos terrazas, cuatro salas de conferencias, gimnasio y aparcamiento.

Para ello el establecimiento pasará de tener una superficie de 10.553 m2 a tenerla de 12.225 m2. Además, está previsto que las reformas continúen después de la temporada 2019, cuando se construirá en la planta séptima una piscina y un restaurante de acceso exclusivo a los clientes.

Uno de los copropietarios del establecimiento, Juan Riera Torres, aseguró el día de la presentación de la reforma que “no solamente transformará este edificio, sino que pretende impulsar un cambio y una mejora de la calidad general en uno de los barrios más dinámicos de la ciudad de Eivissa”.

Además, “tenemos previsto realizar una enorme inversión para esta transformación, lo cual supone un esfuerzo muy grande para nosotros, personalmente, y para todas nuestras familias. Sin embargo, la ilusión depositada en cada decisión que hemos tomado compensa todos los sacrificios”, añadió Riera.

Otra de las esperadas aperturas en la ciudad es el hotel que la empresa KKH Property Investors, propiedad de una joint venture formada por KKH Capital Group y el fondo norteamericano Perella Weinberg Real Estate Fund II LP, está construyendo en el solar donde se levantaba el antiguo Cine Serra, en el paseo de Vara de Rey de Vila.

La cadena OD Hotels, que dirige el hotelero ibicenco Marc Rahola Matutes, será la que gestionará este nuevo establecimiento de cinco estrellas del que aún no se conoce el nombre y que se prevé que abra en otoño del año que viene.

El nuevo hotel, que tendrá a escasos metros el renovado Gran Hotel Montesol Ibiza, tendrá 61 habitaciones y el proyecto contempla, además, la construcción de un aparcamiento de 43 plazas en un solar situado en la calle Bartomeu Vicent Ramón, paralela al paseo de Vara de Rey.