La tributación de los inmuebles aumentará de forma significativa

|

Valorar:
Vista de Palma. Según Cirerol, la ley implica una subida de la fiscalidad sin alterar los tipos impositivos.

Vista de Palma. Según Cirerol, la ley implica una subida de la fiscalidad sin alterar los tipos impositivos.

ALEJANDRO SEPULVEDA

Los próximos 6 y 7 de julio se celebrarán en el edificio de Sa Riera (Palma) unas Jornadas de Actualización Tributaria organizadas por la Fundació Universitat-Empresa de les Illes Balears (FUEIB). Este año se centrarán en el proyecto de ley de medidas de prevención y lucha contra el fraude fiscal, que está pendiente de su aprobación definitiva en el Congreso de los Diputados y que, según los ponentes del seminario, implicará un aumento de la tributación de los bienes inmuebles, que podrá llegar incluso a “duplicarse o a triplicarse”.

Las jornadas contarán con la participación de Gabriel Cirerol Roca, licenciado en Derecho y Administración de Empresas, inspector de Hacienda excedente, asesor fiscal y profesor de la UIB y del Máster en Hacienda Pública, Procedimientos Tributarios y Sistema Impositivo de la UIB; y de Javier Guillot Marzo, licenciado en Derecho, administrador civil del Estado, inspector de Hacienda y jefe de Equipo Regional de Inspección de la Agencia Tributaria (AEAT).

El seminario se dirige a profesionales de fiscalidad y contabilidad interesados en actualizar sus conocimientos relacionados con la agencia pública -gestorías, asesores fiscales, economistas, abogados, etc.-. Será los días 6 y 7 de julio y se podrá seguir de forma presencial o por streaming.

Gabriel Cirerol comenta que la ley afectará a la compraventa de viviendas y a la aceptación de herencias, provocando un incremento de las renuncias a herencias y un encarecimiento de los impuestos asociados a la compra de una vivienda. “Esta ley es un cajón de sastre que modifica 16 figuras impositivas. Nos han distraído con los cambios en los pactos sucesorios o la prohibición de las amnistías fiscales, pero hay un cambio que es sustancial porque afecta a todas las familias y supone una subida de la fiscalidad sin alterar los tipos impositivos, sin hacer ruido y sin que el pueblo se de cuenta. Ahora, el impuesto sobre transmisiones patrimoniales se paga por el valor que se ha pagado por un piso. Con la nueva ley, se pagará por el valor de referencia, que será un valor que otorgará el Catastro a aquel inmueble y que será mucho más alto que el precio de compra”, indica.

“Estos valores todavía no se conocen, ya que se tienen que publicar en octubre, pero serán más altos y supondrán encarecer hasta el doble o el triple la tributación por compraventas a partir de que entre en vigor, el 1 de enero de 2022. También afectará a las donaciones y las herencias, y a muchas familias no les quedará más remedio que renunciar a la herencia. Estoy convencido de que aumentará la litigiosidad y de que lo declararán inconstitucional dentro de doce o quince años, porque atenta contra el principio de la capacidad de pago”, advierte Cirerol.

Javier Guillot explica que el Proyecto de Ley contra el fraude también modifica otros aspectos, que se tratarán en las Jornadas. “Tras las diferentes mociones que se han presentado sobre la afectación a los pactos sucesorios, la ley ha quedado finalmente en que los bienes que se hayan recibido a través de esta figura y se vendan en los primeros cinco años tributarán por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). También se cambia la ley general tributaria, donde hay cambios importantes. Se establece un nuevo régimen de recargos, que es beneficioso respecto a la normativa actual para retrasos en los dos o tres primeros meses, y perjudicial para retrasos más largos”, explica el inspector.