La recuperación no es completa

|

Valorar:
La temporada turística ha ido de menos a más y ha dejado buen sabor de boca.

La temporada turística ha ido de menos a más y ha dejado buen sabor de boca.

Jaume Morey

Balears ha sido el territorio que más ha sufrido las consecuencias económicas de la pandemia. En 2020 el Producto Interior Bruto se contrajo un 20,6%, según la última revisión del Govern, que ha rebajado en varios puntos la caída. Este verano ha sido mejor de lo que muchos empresarios esperaban y, con más del 70% de la población vacunada, la vida empieza a ser parecida a antes de la pandemia. El ambiente que se respira es más positivo de cara al futuro.

Las instituciones también venden optimismo, empujadas por un verano que ha ido de menos a más y por la victoria de haber conseguido prorrogar las ayudas extraordinarias con el beneplácito de sindicatos y patronales. Sin embargo, la recuperación no es completa. En el mercado laboral, las cifras están aún lejos de alcanzar los niveles prepandemia. La afiliación a la Seguridad Social era en septiembre de 543.260 personas, un 5,5% menos que en 2019 (31.529 menos). Mientras que había 49.286 trabajadores en paro, un 22% más que en el mismo mes de 2019 (40.377).

La pandemia ha dejado secuelas más allá de la salud. La previsión del Govern es que a finales del próximo año 2022 se pueda alcanzar la cifra de PIB de 2019. Y son todavía inciertas las consecuencias de la pandemia sobre el tejido empresarial, ya que las diferentes ayudas que han lanzado las administraciones han pospuesto algunas decisiones respecto a la continuidad de las empresas.

Se han registrado compraventas de empresas, aunque menos de las que se esperaban inicialmente. Los ERTE o los préstamos ICO han permitido la supervencia de muchos negocios. Aun así, la imagen del tejido empresarial de Balears ha cambiado, especialmente en el sector turístico.

Uno de estos cambios afecta al grupo Globalia. La operación de compra de Air Europa por parte de Iberia se ha dilatado en el tiempo y las posibilidades de llevar a cabo la adquisición son ahora del 40%, debido a diferentes complicaciones. Antes de la aparición de la COVID-19 se había pactado por 1.000 millones de euros, y después se pactó reducirlo a la mitad. Ahora no es seguro que se concrete la operación.

Por otra parte, se han fusionado las agencias de viaje Halcón Viajes y Ávoris, que pertenecían a los grupos Globalia y Barceló, respectivamente. El grupo resultante se llama Ávoris Corporación Empresarial y está participado al 50% por ambas empresas. Cuenta con 1.500 puntos de venta y se ha convertido en la primera agencia de viajes de España. Globalia aportó las marcas Halcón Viajes, Viajes Ecuador, Geomoon, Travelplan, Welcome, Globalia Meetings and Events, Globalia Corporate Travel y Globalia Autocares. Mientras que Ávoris cedió B The Travel Brand, Catai, Rhodasol, Bedtoyou, BCD Travels, BCD Meetings and Events y la aerolínea Evelop. Miguel Ángel Sánchez es el nuevo CEO de la compañía.

Este año también se ha producido la fusión de Viajes El Corte Inglés y Logitravel con el objetivo de convertirse en referente global en el sector de viajes. El nuevo CEO es Jordi Schoenenberger. Semanas antes de conocerse la fusión, se había dado a conocer la joint venture de Logitravel y Grupo Piñero para crear Soltour Travel Partners.
Y el Grupo Matutes ha vendido su participación del 42,5% de Baleària a Adolfo Utor, que ahora ostenta el 100%.

HOTELES. Las operaciones de compraventa de hoteles han sido inferiores a lo que se había previsto. Sí que ha habido algunas operaciones destacadas para mejorar la liquidez de las compañías hoteleras. A finales de septiembre Meliá Hotels International informó de la venta del 92,5% de una sociedad propietaria de ocho hoteles a una empresa participada por Bankinter y clientes de altos patrimonios e institucionales de la entidad. Tres de ellos, de Balears -Gran Meliá Victoria e Innside Bosque en Mallorca y Sol Beach House Menorca-.
También este verano, la empresa norteamericana Hyatt Hotels Corporation anunció la adquisición de Apple Leisure Group (ALG) por 2.300 millones de euros a KKR y KSL Capital Partners. Apple Leisure Group ostentaba AM Resorts, que tiene en gestión 29 establecimientos y complejos vacacionales, 16 de ellos en Mallorca. Antes de la compraventa, Apple Leisure Group (ALG) había llegado a un acuerdo con Roc Hotels para gestionar 16 hoteles en España -la propiedad seguía siendo de Roc-.

Por otra parte, Riu ha comprado a Tui el 49% de la propiedad que ostentaba de 19 hoteles y dos terrenos en desarrollo, pasando ahora a tener el 100% de los activos. Una operación valorada en 670 millones de euros.

Y la familia Ramis, mediante su joint venture con Tui, Grupotel Dos SA, formada al 50%, adquirió días atrás el 100% de las acciones de Nordotel SA a Tui. De este modo, ha incorporado a su portfolio 11 establecimientos en Gran Canaria, Lanzarote y Mallorca.

SEPI. Algunas grandes empresas han necesitado financiación extraordinaria para poder superar la situación de crisis. En este sentido, el Gobierno aprobó en julio de 2020 el Real Decreto-Ley de Medidas Urgentes para Apoyar la Reactivación Económica y el Empleo, que incluía la creación de un Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas. Este fondo está adscrito al Ministerio de Hacienda y Función Pública y es gestionado por un Consejo Gestor a través de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI). Las empresas que solicitan estas ayudas públicas temporales deben cumplir una serie de condiciones y deben demostrar su viabilidad a medio y largo plazo. El apoyo puede consistir en la concesión de préstamos participativos, préstamos ordinarios, deuda convertible, suscripción de acciones o participaciones sociales o en cualquier otro instrumento de capital.

Air Europa fue la primera empresa que recibió ayuda a través de este mecanismo. Ascendió a un total de 475 millones, a través de un préstamo participativo por importe de 240 millones y un préstamo ordinario de 235 millones. Y Ávoris Corporación Empresarial, sociedad resultante de la integración de los grupos Barceló y Globalia, también solicitó ayuda por un importe total de 320 millones de euros, que se canaliza a través de un préstamo participativo de 163,2 millones y un préstamo ordinario de 156,8 millones.
También recibieron este apoyo público temporal las empresas Duro Felguera, Plus Ultra, Tubos Reunidos, Grupo Rugui Steel y Grupo Hotusa.

ERE. Asimismo, la coyuntura ha obligado a presentar Expedientes de Reducción de Empleo (ERE) aparte de los temporales (ERTE). El banco de camas Hotelbeds planteó un Expediente de Regulación de Empleo de 177 empleados, el 12% de la plantilla, que era de unas 1.400 personas. Por otra parte, la vertical de Iberostar World2Meet presentó un ERE para reorganizar la empresa y ganar en efectividad que afectó a 246 empleados, 167 de ellos en Balears, la mitad de la plantilla en las Islas. Tui también acordó un ERE que afectó a una treintena de trabajadores en Mallorca, Menorca y Eivissa. Mientras que Logitravel hizo un ERE en algunas de sus filiales.

Fuera del sector turístico, Coca-Cola planteó un ERE de 360 empleados en toda España, el 10% de la plantilla, que afectó a nueve de los 105 trabajadores de Mallorca. Mientras que el ERE de Majorica ha supuesto la salida de 103 de los 268 trabajadores. Y la empresa sueca de moda H&M negoció un ERE.

En la mayoría de casos se ha pagado una indemnización de 33 días de salario bruto por año trabajado hasta 24 mensualidades, que es más del mínimo por ley, o se han incluido complementos en función de la antigüedad.

En términos cuantitativos, el sector más afectado por los ERE ha sido el bancario, que ha sufrido una reestructuración durante la pandemia. Las salidas han sido voluntarias. El Expedeiente de Regulación de Empleo de Banco Sabadell afecta a alrededor de medio centenar de empleados. CaixaBank, tras su fusión con Bankia, ha planteado un ERE de 296 puestos en Balears. BBVA preveía un ERE de 37 trabajadores en Balears. Y también Banco Santander ha planteado salidas.

La pandemia supuso primero un confinamiento de la población que paralizó por completo la economía durante dos meses, y posteriormente restricciones a la movilidad de las personas que afectaron a la inmensa mayoría de actividades económicas, principalmente el turismo. Las administraciones impulsaron diferentes medidas para paliar los efectos económicos de estas restricciones con el fin de evitar la quiebra masiva de empresas y, consecuentemente, la destrucción de empleo. Las principales medidas que se articularon para mitigar el daño a las empresas fueron los ERTE y los créditos ICO. Asimismo, se han impulsado medidas de diferente carácter, como las moratorias al pago de créditos bancarios, ayudas extraordinarias a empresas y trabajadores, bonos para fomentar el consumo, subvenciones, permisos para desarrollar la actividad en condiciones especiales, como las terrazas de bares en espacios de parking, y ayudas a fondo perdido, que en Balears han sido de 835,7 millones de euros y han beneficiado a 10.367 empresas y autónomos de los 11.939 que las habían solicitado.

A su vez, los fondos europeos Next Generation EU se han diseñado para cofinanciar inversiones y proyectos de empresas y de las administraciones públicas que estén relacionados con la sostenibilidad y la digitalización.