Llamamiento al diálogo para impulsar la transformación

/ |

Valorar:
De izquierda a derecha, Antoni Riera, Antonio Ballester, María Cruz Rivera, Carmen Planas, Carme Serra, Yolanda Díaz, Gerardo Cuerva, Francina Armengol, Unai Sordo, Pepe Álvarez, Paula Serra y Gabriel Escarrer Jaume.

De izquierda a derecha, Antoni Riera, Antonio Ballester, María Cruz Rivera, Carmen Planas, Carme Serra, Yolanda Díaz, Gerardo Cuerva, Francina Armengol, Unai Sordo, Pepe Álvarez, Paula Serra y Gabriel Escarrer Jaume.

Y ya van cinco. Por quinto año consecutivo, el Foro de El Económico reunió a todos los protagonistas de la economía y el turismo de Balears en el Palau de Congressos de Palma. Y en esta ocasión, los ponentes de la tarde del viernes día 5 de noviembre fueron los representantes del diálogo social, que expusieron de primera voz los asuntos más relevantes que copan la actualidad económica del país.

El V Foro de El Económico, presentado por Paula Serra, editora de El Económico y directora de Medios Audiovisuales del Grup Serra, tuvo como título ‘La fuerza del diálogo’. Cuenta con el patrocinio de CaixaBank y la colaboración de Estel Ingeniería y Obras, Meliá Hotels Internationals y el Palau de Congressos. Estuvo protagonizado por la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz; Gerardo Cuerva, presidente de la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (CEPYME) y vicepresidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE); Pepe Álvarez, secretario general del sindicato UGT (Unión General de Trabajadores); Carmen Planas, presidenta de la Confederación de Asociaciones Empresariales de Balears (CAEB); Unai Sordo, secretario general del sindicato Comisiones Obreras (CCOO), y Gabriel Escarrer Jaume, CEO de Meliá Hotels International y presidente de la Alianza para la Excelencia Turística (Exceltur). Todos los ponentes hicieron un llamamiento al diálogo para poder impulsar la transformación económica que está en curso.

Acudió a la cita una gran representación de autoridades políticas, empresarios, agentes sociales y del ámbito económico y social del Archipiélago. Estuvieron presentes la presidenta del Govern Francina Armengol, el vicepresidente primero y conseller de Transició Energètica, Sectors Productius i Memòria Democràtica Juan Pedro Yllanes; el conseller de Model Econòmic, Turisme i Treball Iago Negueruela; la consellerera d’Afers Socials i Esports Fina Santiago; el conseller de Fons Europeus, Universitat i Cultura Miquel Company, y la consellera d’Agricultura, Pesca i Alimentació Mae de la Concha. Estuvieron también los directores generales de Treball i Salut Laboral Virginia Abraham, de Model Econòmic i Ocupació Llorenç Pou, y de Turisme Rosana Morillo. Asimismo, acudieron el secretario de Estado de Empleo Joaquín Pérez, la delegada del Gobierno Aina Calvo, la presidenta del Consell de Mallorca Catalina Cladera, los consellers insulars de Turisme i Esports Andreu Serra y de Promoció Econòmica i Desenvolupament Local Jaume Alzamora, el conseller insular d’Economia del Consell de Menorca Josep Pastrana, así como el presidente del Parlament Vicenç Thomàs, entre otras autoridades.

Por parte del Grup Serra, acudieron la presidenta Carmen Serra, el consejero delegado Pedro Rullán y el consejero Jesús Boyero, además de otros directivos y trabajadores.

No faltaron empresarios de todos los sectores, una gran representación política de todos los partidos y los representantes de los sindicatos en Balears, así como economistas, abogados, profesores de la UIB y colaboradores de El Económico.

SITUACIÓN ECONÓMICA. Antoni Riera, catedrático de Economía Aplicada de la Universitat de les Illes Balears y director técnico de la Fundación Impulsa, hizo una intervención introductoria resaltando la fuerza del diálogo, ya con los ponentes sobre el escenario decorado por Trends Home. Indicó que la ciencia económica ha pasado de decir lo que no se puede hacer, con alusiones a Malthus sin mencionarlo, a decir lo que sí se puede hacer, mencionando a Marshall y Keynes. Una nueva perspectiva, esta última, que ha permitido ofrecer eficiencia económica, justicia social y libertad individual. Tras este planteamiento, pidió eliminar las barreras al diálogo con “capacidad de cambiar de tono y de expresión para romper la inercia y aprovechar el conocimiento disponible”. Consideró que el nuevo rol del economista es dar forma al futuro y mencionó que es posible elegir “lo que queremos ser”. De este modo, invitó a los presentes a formular “visiones región a favor de la prosperidad” y a “superar los dilemas de crecer o decrecer, turismo sí o no... para que la transición no falle”, concluyó.

A continuación, empezó el acto central y tomó la palabra Gabriel Escarrer Jaume, CEO de Meliá Hotels International y presidente de Exceltur, quien habló de la resiliencia del turismo. “La pandemia ha sido el mayor acto disruptivo de la historia para el turismo. Solo en 18 días tuvimos que cerrar 392 hoteles”, explicó. “Hay una clara senda de recuperación pero estamos todavía un 30% por debajo de los niveles de 2019”, significó, añadiendo que el turismo vacacional se ha recuperado mejor que el urbano. Alabó que los ERTE vayan asociados a formación de los trabajadores y pidió su renovación “todo el tiempo que sea necesario”, definir el modelo turístico de España y hacer un buen uso de los fondos Next Generation.

Unai Sordo recordó que todavía no se han superado algunas secuelas de la crisis de 2008. “Ha habido un correctivo en las expectativas vitales mayoritaria en la clase media y las clases populares y existe una creciente sensación de vulnerabilidad”, expuso. “La clave es recomponer un nuevo contrato social para el siglo XXI”, indicó, basado en la solidaridad compartida. Coincidió con Escarrer al defender el acceso al conocimiento y la formación permanente. Y acabó reclamando una política de protección de rentas: “Los que se queden colgados de los cambios no pueden quedar en exclusión social”, indicó.

Carmen Planas puso el foco en en los fondos Next Generation y en la importancia de la planificación estratégica. “Debemos orientar la inversión, planificarla y ejecutarla bajo el principio de desarrollo sostenible. El tren de los fondos nolverá a pasar”, dejó claro.
Pepe Álvarez reivindicó el diálogo político, además del diálogo social, porque constituiría “un avance extraordinariamente positivo”. Puso de manifiesto la necesidad de un contrato social pero también un contrato medioambiental: “Sin planeta no hay trabajo, ni empresas, ni medio con el que vivir”, mencionó, recordando que en España hay un 12% de trabajadores pobres. Para terminar, dejó dos mensajes clave: “Creemos en el diálogo y haremos esfuerzo para que sea pleno”, y “los derechos de los trabajadores son importantes para el conjunto de la economía del país”.

Gerardo Cuerva lamentó el “otoño caliente” que están viviendo las empresas con subidas de impuestos y cotizaciones en los presupuestos, reforma laboral, posible restricción del crédito... Además, reivindicó que el diálogo social es entre empresarios y sindicatos con el papel del Gobierno como colaborador y defendió el papel de la empresa privada en la creación de riqueza que permita sostener el estado del bienestar.

Finalmente, la expectación recayó en la vicepresidenta del Gobierno, Yolanda Díaz, quien aseguró que no se levantará de la mesa de negociación hasta que haya acuerdo sobre la nueva normativa laboral. Recordó las medidas del Gobierno que han permitido proteger el mercado laboral y acelerar la recuperación. “Nuestro país se ha salvado”, resumió al principio de su intervención, para exponer después su punto de vista sobre la reforma laboral. “Las fórmulas de flexibilidad interna que evitan los despidos serán, en la reforma laboral, una pieza nuclear para que tengamos mecanismos de protección a las empresas cuando lo necesiten y a los trabajadores”, indicó. Asimismo, aseguró que ha llegado el momento de cambiar las normas laborales “para acabar con un modelo ineficiente e injusto” que ha provocado desempleo y temporalidad.

Finalmente, la moderadora hizo una cuestión final a todos los ponentes preguntando cuál será la palanca de cambio principal para llegar a 2030 habiendo hecho la esperada transición. Las respuestas fueron cogobernanza, buena utilización de los fondos europeos, cooperación, sostenibilidad, innovación, circularidad, calidad, personas, utopía y cuidados.

El acto dio comienzo con la bienvenida de María Cruz Rivera, directora territorial de CaixaBank en Balears, quien tuvo palabras de ánimo para superar la “fuerte crisis” gracias a los ERTE, las moratorias y las líneas ICO. Fue optimista y considera vital “capturar la oportunidad de los fondos Next Generation para ser más competitivos”.

La presidenta del Grup Serra se mostró convencida de que gracias al diálogo “conseguiremos complementar entre todos las transformaciones y los cambios que sean necesarios”. Carme Serra reivindicó también el papel que juegan los medios: “Seguimos y seguiremos cumpliendo con nuestra misión y razón de ser: informar de manera veraz, libre y responsable”.

Mientras que la presidenta del Govern, Francina Armengol, destacó la importancia del diálogo para el Govern y puso en valor la gestión de la salida de la crisis. Concluyó con una defensa del turismo: “Balears es líder en turismo y lo seguirá siendo”, con una apuesta por la circularidad de la economía.

Tras el acto, se sirvió un cóctel siguiendo la normativa de COVID-19 amenizado con vino mallorquín, el tinto de Macià Batle y el blanco y el espumoso, de José Luis Ferrer.