0

Se ha hecho viral estos días una oferta laboral que haría las delicias de cualquier aficionado a los dulces. Una tienda de golosinas de Canadá ofrece un salario anual de 100.000 dólares canadienses (78.000 dólares estadounidenses) a cambio de probar más de 3.500 golosinas al mes, todo desde la comodidad del sofá.

Tal como recoge El Mundo, la empresa de venta de dulces en internet Candy Funhouse está buscando un Director de Dulces, es decir, un jefe para sus catadores de productos.

La portavoz de Candy Funhouse, Vanessa Janakijevski-Rebelo, declaró: "A principios del año pasado buscábamos golosinólogos para probar sabores originales, y actualmente tenemos tres. ¡Ahora estamos en búsqueda de un director de Dulces, que guiará a nuestros golosinólogos por el camino más dulce posible!".

La oferta, publicada en LinKedIn, está abierta a cualquier persona mayor de cinco años que viva en América del Norte y, por el momento, se han recibido más de 100.000 candidaturas en dos semanas. "La mayoría son de adultos, pero alrededor del 25% son de niños", relató la portavoz.