Continúan las protestas contra el régimen del presidente sirio Bashar al Asad en la localidad de Hama. | HANDOUT

1

El primer ministro de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, evitó confirmar si el avión de combate turco que desapareció ayer de las pantallas de radar en el mar Mediterráneo fue derribado por Siria, tal y como aseguró una televisión progubernamental árabe.

El primer ministro tampoco confirmó que Damasco hubiera pedido disculpas por el supuesto derribo, tal y como habían afirmado algunos medios turcos, y prometió aclarar todos los detalles tras una reunión de seguridad convocada con urgencia.

Tripulantes

Sí confirmó, no obstante, que el avión de combate habría caído en aguas territoriales sirias, aclaró que todavía no hay noticias fidedignas sobre el destino de los dos tripulantes y añadió que las tareas de búsqueda y rescate «continúan junto con Siria». El diario progubernamental Zaman asegura que Erdogan cambió tres veces el lugar de aterrizaje de su avión oficial, dudando entre Estambul o Ankara, y tomando tierra finalmente en la primera ciudad para luego continuar viaje hacia la capital.

Medios oficiales sirios aseguraron que el cazabombardero turco fue derribado por las fuerzas antiaéreas sirias, al tiempo que varios medios turcos afirmaron que Damasco había expresado su pesar por la pérdida del aparato

Otras versiones difundidas por los medios apuntan, incluso a que Siria había pedido disculpas por lo sucedido, algo que Erdogan finalmente no ha aclarado. El Ejército turco, miembro de la OTAN, informó en un escueto comunicado que «uno de nuestros aviones, que despegó de la base de Malatya perdió contacto de radio y radar a las 11.58, mientras estaba sobre el mar al suroeste de Hatay».

Por otra parte, el Reino Unido rechazó la petición de visado del presidente del Comité Olímpico sirio, general Mowaffak Jouma, para viajar a Londres con motivo de los Juegos Olímpicos.

Mientras, al menos 26 supuestos seguidores del régimen sirio, conocidos como «shabiha» (milicianos), murieron por disparos de rebeldes sirios en la periferia de la ciudad de Alepo, en el norte del país, informaron grupos de la oposición.

Según la red opositora Sham, los milicianos fallecieron en enfrentamientos con miembros del Ejército Libre Sirio en la localidad de Dar Azzah, que se halla bajo asedio de las tropas sirias desde hace semanas.