Imagen del Ejército de Ucrania. | SERGEY DOLZHENKO

0

El Ejército de Ucrania ha anunciado este domingo que sus efectivos han asumido el control total de la frontera con Bielorrusia, en el norte del país, así como los alrededores de la central de Chernóbil. «Hoy, 3 de abril, las unidades de las Fuerzas Armadas de Ucrania tomaron el control del distrito de Prípiat y la zona de la Frontera Estatal de Ucrania con la República de Bielorrusia», ha hecho saber en un comunicado publicado en su cuenta oficial de Facebook.

La ciudad fantasma de Prípiat se encuentra en la zona de exclusión de la central nuclear, desde el viernes bajo control total de las fuerzas ucranianas. También en las últimas horas, el Estado Mayor del Ejército ucraniano ha asegurado que 18.000 militares rusos han muerto desde el principio de la invasión rusa de Ucrania, el 24 de febrero. Asimismo, Ucrania ha asegurado que ha destruido 644 tanques, 1.830 vehículos blindados de combate, 325 sistemas de artillería, 54 unidades de defensa aérea, 143 aviones, 134 helicópteros, 1.249 vehículos, siete embarcaciones, 76 camiones cisterna de combustible, 89 aviones no tripulados de Rusia, según el balance recogido por Ukrinform.

El Ejército ruso no ha verificado estas cifras pero mantiene que sus bajas son sustancialmente menores a las declaradas por Ucrania. Su último balance de la semana pasada informaba de unos 1.300 militares fallecidos en el conflicto. También la viceministra de Defensa de Ucrania, Anna Maliar, ha anunciado este sábado que ya no hay fuerzas rusas en la región administrativa que rodea a la capital ucraniana, Kiev. «Irpin, Bucha, Gostomel y la región de Kiev al completo han sido liberadas del invasor», ha publicado Maliar en su página en Facebook. En las últimas horas las tropas ucranianas han tomado una treintena de poblaciones de la región, según el portavoz presidencial Oleksii Arestovich, quien ha advertido sin embargo de que «quedan por delante duras batallas» en el sur y en el este del país, según recoge la televisión pública ucraniana.