Varios civiles en Borodianka, Ucrania.

2

Los servicios de Inteligencia alemanes han interceptado comunicaciones por radio entre militares rusos que demostrarían la implicación de las tropas de Rusia en matanzas de civiles en Ucrania, dentro de la ofensiva lanzada sobre este último país desde el 24 de febrero.

La agencia BND ha trasladado esta información al Parlamento alemán en un encuentro a puerta cerrada y, en ella, también se confirmaría el despliegue de fuerzas paramilitares en las inmediaciones de la capital de Ucrania, Kiev. Berlín ya había señalado a Moscú como responsable de la masacre de civiles perpetrada en zonas como Bucha.

El portavoz del Gobierno, Steffen Hebestreit, ha señalado que las imágenes de satélite demuestran que había cuerpos en la calle al menos desde el 10 de marzo, antes de que las tropas rusas abandonasen la zona. Las autoridades de Rusia insisten en negar estas acusaciones, pese a las evidencias, y aseguran que todo es una provocación de la parte ucraniana para elevar las tensiones y aumentar las medidas de presión occidentales sobre Moscú.