Imagen de archivo del pontífice.

0

En el mundo católico existe una gran inquietud ante los rumores de renuncia del Papa Francisco debido a su estado de salud. Una situación que le obliga a moverse en silla de ruedas. Según fuentes cercanas, su estado de salud es motivo de preocupación; y ha generado rumores incluso hasta de su probable dimisión, que ocupó titulares mundiales hace unos días.

El pontífice llegó este 27 de junio con paso lento al aula Pablo VI para la audiencia con el movimiento Neocatecumenal pero mucho más seguro que antes de someterse a las infiltraciones en la rodilla para curar los dolores que sufre, y que le impiden estar mucho tiempo de pie o andar.