El presidente dice que el PP votará en contra de Sánchez y que no descarta presentarse

| Madrid |

Valorar:

El jefe del Ejecutivo en funciones, Mariano Rajoy, ha descartado de nuevo este viernes la posibilidad de que el PP se abstenga para que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, sea investido presidente del Gobierno porque «lo más democrático» es que gobierne el más votado. Eso sí, ha reconocido que el socialista no le ha pedido ese apoyo durante el encuentro de apenas media hora que han mantenido en el Congreso.

En una rueda de prensa en la Cámara Baja, Rajoy ha señalado que ha expuesto a Sánchez que lo más «sensato y razonable» es un pacto entre PP, PSOE y Ciudadanos para conformar un gobierno presidido por el PP, al tiempo que ha defendido los cinco pactos de Estado que recoge el documento que envió al líder de los socialistas.

«Yo mantengo mi posición y vamos a ver cómo evolucionan los acontecimientos, pero no descarto presentarme a la sesión de investidura porque esa opción que he planteado todavía no ha sido votada en la Cámara», ha manifestado, para añadir después que no se arrepiente de haber rechazado el ofrecimiento del Rey para ser el primero en someterse a la investidura. «Hice lo que tenía que hacer», ha asegurado.

Al ser preguntado si Sánchez no le ha planteado que apoye su investidura, el presidente del Gobierno en funciones ha indicado que no le ha pedido apoyo ni le ha pedido que «facilite nada». Dicho esto, ha recalcado que va a trabajar para que el PSOE «facilite un Gobierno del PP» porque tienen 123 escaños y el PSOE cuenta con 90.

«Eso es en lo que tenemos que trabajar, hay que empeñarse y dedicarle tiempo y todavía creo que lo hay», ha resaltado. Preguntado de nuevo si hablaron de la posibilidad de que el PSOE les apoye o el PP apoye al PSOE: «Le explique mi fórmula de Gobierno y él no me contestó. Tampoco yo le pregunté».

La corrupción del PP

Rajoy ha negado sentirse acorralado por la corrupción ante los casos que afectan a miembros del PP y al partido, si bien se ha mostrado dispuesto a tomar más medidas para combatirla. Además, ha reconocido que este asunto no se ha tratado en la reunió que ha mantenido en el Congreso con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.

«No me dijo ni una palabra de la corrupción», ha afirmado rotundo el jefe del Ejecutivo en una rueda de prensa en la Cámara Baja, tras ese encuentro con el líder socialista de poco más de media hora.

El presidente en funciones ha vuelto a defender el trabajo legislativo de su Gobierno contra la corrupción y su disposición a impulsar todas las medidas que se le planteen «y sean útiles» para que «jamás se vuelva a producir en el futuro».

Pero Rajoy no ha querido hablar de Rita Barberá, la exalcaldesa de Valencia y senadora, en el punto de mira porque el grupo municipal del PP en ese consistorio está investigado por la operación Taula. No ha querido responder si ha hablado con ella ni opinar al respecto: «Sobre ese asunto ya he dicho lo que tenía que decir».

También ha sido preguntado por Esperanza Aguirre tras los últimos pasos judiciales por la operación Púnica, el registro este jueves de la sede del PP de Madrid por una presunta financiación ilegal. Rajoy ha subrayado que sobre la presidenta del partido en esta Comunidad no pesa «ninguna acusación sobre nada» y que no se puede «condenar a la gente sin saber de qué se le acusa».

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.