Algunos establecimientos han limitado el número de artículos de un mismo producto que puede adquirir el comprador. | T.P.

41

Los supermercados podrán limitar de manera temporal la cantidad de artículos que puede adquirir cada comprador para evitar desabastecimientos. Así lo recoge el Real Decreto-ley 6/2022, de 29 de marzo, publicado este miércoles por el Boletín Oficial del Estado (BOE), y que reúne una serie de medidas urgentes en el marco del Plan Nacional de respuesta a las consecuencias económicas y sociales de la guerra en Ucrania, ya anunciado por el Gobierno de Pedro Sánchez.

El plan permite que, ante circunstancias extraordinarias o de fuerza mayor que así lo aconsejen como es la crisis provocada por el conflicto en Ucrania y la huelga de los transportistas, los establecimientos comerciales puedan suspender con carácter temporal la prohibición prevista de limitar la cantidad de artículos que puedan ser adquiridos por cada comprador. En las últimas semanas, algunos supermercados ya han racionado la venta de determinados productos, como ha sido el aceite de girasol precisamente para evitar el temido desabastecimiento. Cabe recordar que una cuarta parte de este producto llega a España desde Ucrania.

Algunas asociaciones que velan por la defensa de los derechos de los consumidores, como FACUA, alertaban de que algunos supermercados estaban llevando a cabo esta práctica. Ahora, y dada la situación actual, el Gobierno les permite hacerlo. No obstante, estas medidas deberán estar justificadas y se adoptarán de manera proporcionada «cuando sea necesario para impedir el desabastecimiento y garantizar el acceso de los consumidores en condiciones equitativas».

En estos últimos años, se han producido, por diferentes circunstancias, escasez de determinados productos. Durante la pandemia, sucedió algo similar con el papel higiénico y, en estas últimas semanas, debido a la crisis del transporte, se ha visto en algunos supermercados problemas con el suministro de leche.