Patrullas de la Policía Nacional, en una imagen de recurso.

0

El Juzgado de Instrucción número 14 de València investiga una presunta agresión racista por parte de vigilantes de seguridad de una discoteca de la ciudad a un joven de origen marroquí al que gritaban «moro de mierda, te mato». La víctima sufrió una fractura nasal. Según consta en la denuncia, facilitada por València Acull, la agresión tuvo lugar el 6 de marzo en una discoteca integrada en la Ciutat de les Arts i les Ciències de València. Ese día, el joven hizo cola para entrar a la discoteca pero los vigilantes se lo impidieron porque, tal y como le comentaron, tenía que haber sacado la entrada por internet y el aforo estaba completo. Poco después entabló relación con un grupo de personas holandesas que estaban en las inmediaciones del local y accedieron juntos al interior sin ningún problema. A todas las personas les solicitaron el DNI y les colocaron una pulsera que acreditaba que habían pagado la entrada para la sesión de esa noche.

Cuando la supuesta víctima ya había pedido una consumición, tal y como se desprende de la denuncia, un vigilante se le acercó y le increpó por estar dentro de la discoteca. Le obligó a salir. En la calle se vio rodeado de seis o siete vigilantes que, según denuncia, comenzaron a agredirle. Mientras estaba siendo golpeado, le increparon con frases como «moro de mierda, te mato». Los agresores le arrancaron «violentamente» la pulsera que le habían entregado al entrar al local y otra suya que portaba en la misma muñeca. El joven, como consecuencia de la agresión, tuvo que ser atendido en un servicio de urgencias por las numerosas contusiones que presentaba en diversas partes del cuerpo y por la fractura nasal.

Un juzgado investiga una presunta agresión racista de vigilantes de una discoteca a un joven:
Imagen del joven denunciante, con las heridas sufridas

La víctima, acompañada de València Acull y representada por el abogado Juan Molpeceres, denunció los hechos y el juzgado ya ha abierto diligencias de investigación. Según ha podido saber Europa Press, la Policía está procediendo a identificar a los presuntos autores de la agresión a través de las grabaciones de las cámaras. Desde València Acull han destacado la «valentía» del joven al denunciar la agresión porque «con su actitud no sólo intenta lograr justicia en su caso, sino también animar a otras víctimas a hacer lo mismo y, así, tratar de evitar que se repitan situaciones similares».