39

Una mujer australiana ha despertado una polémica en Internet después de difundir que cuida de su nieto pero cobrando una tarifa por hacerlo.

Tal y como recoge el New Zealand Herald, la mujer compartió su historia en un foro de Reddit, donde preguntaba si estaba actuando correctamente.

«Mi hija tiene 29 años, un hijo de un año y pronto volverá a trabajar», dijo. «Trabaja cinco días a la semana, alrededor de 7-8 horas al día de 7:30 am a 3:00 pm, y me preguntó si estaría dispuesta a cuidar a su hijo dos o tres días a la semana», añadió.

La abuela dijo que sí, que estaba dispuesta, pero si su hija le pagaba 12 dólares la hora, es decir, unos 10 euros.

«Ella entendió mi necesidad de cobrarle, pero luego me pidió que rebajara a 10 dólares (8,25 euros), porque dice que no puede pagarlo ni siquiera con su trabajo de 22 dólares (18 euros) a la hora», explicó la abuela.

La señora ofreció explicaciones: «No soy una guardería, tengo mi propia vida, trabajo para mí y creo que ella debería entender que estaría renunciando a mi tiempo cuando trabajo desde casa, y si voy a estar renunciando a eso durante un tiempo, entonces necesito dinero para reemplazar ese tiempo en el que estoy renunciando a mi trabajo».

La abuela dijo que si bien ama a su nieto, se perderá ingresos, a lo que que su hija argumentó que son solo dos o tres días a la semana. La hija también estaba dispuesta a proporcionar toda la comida necesaria para la abuela.

«Amo a mi nieto», compartió la abuela, «pero como dije anteriormente, no soy una guardería».

Sin embargo, la mayoría de los usuarios de las redes sociales criticaron a la abuela, incluso sugiriendo que había editado la publicación y que en primer lugar había dicho que exigió 15 dólares por hora (12 euros).

Muchos usuarios sugirieron que la mujer carecía de empatía por la situación de su hija al tratar de llegar a fin de mes y volver a trabajar.

«Amiga, solo di que no quieres cuidar niños», comentó una persona. «Estás pidiendo más de 2/3 del dinero que gana (tu hija) antes de impuestos. Obviamente, no puede pagar eso».

Algunos sintieron que la abuela estaba equivocada, no por pedir un pago, sino por no decir simplemente que no, si es que no puede manejar la situación.

Sin embargo, otros argumentaron que la mujer tiene todo el derecho a que le paguen por su tiempo, especialmente si va a perder dinero al ayudar a su hija. Pero la mayoría todavía pensaba que estaba pidiendo demasiado.

Muchos compartieron que, a menos que la mujer tuviera una calificación profesional en cuidado de niños y un certificado de primeros auxilios vigente, no tenía derecho a pedir tanto dinero cuando un cuidador de niños profesional cobraría lo mismo y está calificado.

Una persona señaló por qué esto no era justo: «Claro, probablemente tendrá que pagar eso en una guardería, tal vez incluso más. Pero un centro viene con calificaciones y certificaciones. ¿Por qué cree que merece una tarifa casi igual que la de los trabajadores profesionales de las guarderías?».

Una persona resumió el estado de ánimo de los comentarios, simplemente escribiendo: «¿Quieres cobrar a tu hija más de la mitad de lo que gana por cuidar a tu nieto? Si no quieres hacerlo, simplemente di que no y deja que busque a otra persona».