Anillo vaginal, preguntas y respuestas

| Madrid |

Valorar:
No es difícil de poner y dura hasta tres semanas liberando dos tipos de hormonas, un progestágeno y un estrógeno.

No es difícil de poner y dura hasta tres semanas liberando dos tipos de hormonas, un progestágeno y un estrógeno.

El anillo vaginal es un anticonceptivo hormonal que desde 2019 financia el Ministerio de Sanidad. Es un anillo flexible y transparente que se introduce en la vagina, hasta el final, para que quede justo en la entrada del útero. Es muy cómodo y libera hormonas que impiden la ovulación.

Sin embargo, todavía existen muchas dudas y preguntas, ya que los métodos anticonceptivos más usados todavía son el preservativo o los anticonceptivos orales. Por eso, en 20 minutos vamos a mostrar algunas de las preguntas más frecuentes con sus correspondientes respuestas.

La verdad es que no. Tan solo debe sujetarse el anillo con los dedos índice y pulgar presionándolo. Así se introducirá en la vagina y cuando esté insertado, se suelta para que se abra. Queda correctamente puesto y no se nota nada. Eso sí, conviene lavar las manos al ponerlo, esto es muy importante.

El anillo vaginal no tiene por qué ponerse y quitarse después de una relación sexual. Una vez se introduzca en la vagina puede permanecer un total de 3 semanas. Pasado ese tiempo se retira para que comience la menstruación y después de la cuarta semana se vuelve a poner otro anillo. El uso es similar al de las pastillas anticonceptivas solo que con el anillo no hay riesgo de olvido.

Como el anillo vaginal es tan cómodo de llevar que hasta te olvidas de él, es posible que pasen algunos días hasta que te des cuenta de que ya te lo deberías haber sacado. No pasa nada. Desde la Clínica Espinosa aseguran que «la eficacia del mismo no se ve afectada si se retrasa la retirada hasta 7 días».

Una de las ventajas que tiene el anillo vaginal frente a otros métodos anticonceptivos como la píldora anticonceptiva es que la dosis hormonal es menor. Esto no significa que sea menos eficaz ni que exista un riesgo mayor de embarazo. El motivo por el que la dosis es más baja es debido a que la mucosa vaginal absorbe mejor las hormonas. Por lo tanto, no hay que preocuparse.

El anillo vaginal se denomina combinado porque libera dos hormonas, un progestágeno y un estrógeno, como indica la Organización Mundial de la Salud (OMS). Estas hormonas se liberan de forma continua, por lo que estarás segura y sin riesgo de embarazo mientras lo lleves puesto durante 3 semanas.

Como todos los métodos anticonceptivos que liberan hormonas, puede haber efectos secundarios. La OMS explica que pueden manifestarse cefaleas (sobre todo si ya hay predisposición a sufrirlas), vaginitis, flujo vaginal blanco y cambios en la menstruación. Puede ausentarse la menstruación, que el sangrado sea más leve, que se prolongue demasiado o que sea irregular.

El hecho de que se tarde en quitar un anillo que lleva 3 semanas puesto no interfiere en la protección, pero sí puede hacerlo retrasarse en ponerse un nuevo anillo. En estos casos se recomienda utilizar un método anticonceptivo adicional, como el preservativo, para prevenir un embarazo no deseado.

Es muy raro que el anillo vaginal se caiga, no obstante, si se ha colocado mal puede ser una posibilidad. Si esto sucede, no hay que preocuparse. Se debe limpiar el anillo con agua y volver a colocarse en la vagina. Si pasan más de 13 horas desde que se cae hasta que se coloca, la Clínica Espinosa aconseja usar un método adicional durante una semana.

El anillo vaginal no protege frente a las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) ni las Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS). Por lo tanto, si se mantienen relaciones de riesgo o se tienen varias parejas sexuales, lo ideal es usar un método adicional como el preservativo. Este es el único que protege de las ITS o ETS.

La eficacia del anillo vaginal es muy elevada siempre y cuando se utilice correctamente. Además, es una opción distinta a las píldoras, ya que no hay que preocuparse cada día por este método de anticoncepción. Es más cómodo, no se nota nada y dura hasta 3 semanas. Otra opción para protegerse de los embarazos no deseados, aunque puede ser conveniente combinarlo con el preservativo para evitar contraer alguna ITS o ETS.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.