La terapia ocupacional para ancianos aumenta la calidad de vida

| Ibiza |

Valorar:
La terapia ocupacional consiste en un conjunto de estrategias, métodos y técnicas orientadas a mantener y mejorar la salud de los ancianos.

La terapia ocupacional consiste en un conjunto de estrategias, métodos y técnicas orientadas a mantener y mejorar la salud de los ancianos.

La realización de terapia ocupacional por parte de los más mayores es esencial tanto para su salud como a la hora de propiciar un envejecimiento activo, ya que se fomenta la autonomía e independencia de los ancianos para la realización de las tareas de su día a día. Al tiempo que también se propicia su socialización, bienestar psicológico y calidad de vida.

¿Qué es la terapia ocupacional?

Podemos definir la terapia ocupacional como un conjunto de estrategias, métodos y técnicas orientadas a mantener y mejorar la salud de los ancianos y a incrementar su funcionalidad.

Con estos objetivos se desarrollan una amplia gama de actividades terapéuticas, que tratan de favorecer desde el aumento de sus habilidades motrices hasta la prevención de lesiones.

La terapia ocupacional es mucho más que un entretenimiento para los mayores

Más allá de entretener a las personas mayores en las residencias de ancianos, el centro social o el hospital, la terapia ocupacional está orientada al diagnóstico precoz de patologías y a combatir el deterioro físico y cognitivo de los ancianos.

¿Quién programa y supervisa la terapia ocupacional? ¿Qué objetivos concretos tiene?

En la organización de las actividades intervienen profesionales especializados, expertos en terapia ocupacional que evalúan las capacidades físicas, sensoriales y psicológicas de los mayores: Algunas de las áreas que abarca la terapia ocupacional incluyen:

- Prevención de lesiones: mediante la realización de ejercicios que fortalezcan el sistema muscular y las articulaciones, fomenten la higiene postural y favorezcan la estabilidad.

- Evaluación continuada del paciente, tanto para detectar de manera precoz cualquier enfermedad incipiente como para anticiparse a las discapacidades derivadas del deterioro físico.

- Reeducación, para que, por ejemplo, las personas que han sufrido una enfermedad o traumatismo, puedan volver a realizar actividades esenciales de la vida cotidiana.

- Ayuda para un uso adecuado de muletas, andadores o cualquier tipo de prótesis u órtesis.

- Trabajo en hábitos para prevenir el riesgo de caídas, muy problemáticas en personas mayores, tanto por sus consecuencias directas (traumatismos, lesiones, etc.) como indirectas (pérdida de funcionalidad).

- Incentivar la implicación del paciente para que tome conciencia del papel que puede jugar en la mejora de su salud y bienestar.

Asimismo, la terapia ocupacional no se enfoca exclusivamente en el anciano que la recibe, sino que también se tiene siempre muy presente a sus familiares.

La terapia ocupacional en la residencia de ancianos

La terapia ocupacional se desarrolla en diversos centros especializados. Entre ellos encontramos clínicas y hospitales, centros de educación especial para mayores, unidades y centros psiquiátricos, organizaciones no gubernamentales, y principalmente en residencias de mayores. Este es el caso de Sa Residencia Ibiza, desde donde destacan la importancia de la terapia ocupacional por la notable influencia que tiene a la hora de mejorar la calidad de vida de los ancianos. Es por ello que está muy presente en el día a día de la residencia, siendo muchos los mayores que se benefician de todas las ventajas que ofrece esta terapia para su salud y bienestar.