Cristina Pedroche en una imagen de su Instagram. | Instagram

6

Cristina Pedroche ha sido la protagonista indiscutible de las Campanadas: gracias a la presentadora y a Alberto Chicote Antena 3 se ha convertido por primera vez en la cadena más vista para despedir el año. La pareja logró 7,5 millones de audiencia media y un 37,9% del share, quitando de este modo el liderazgo a TVE. La colaboradora de Zapeando apostó por un vestido inspirado en la metamorfosis de los insectos y reptiles que formaba parte de la colección primavera-verano 91 del diseñador fallecido Manuel Piña. Pero la gran sorpresa llegó cuando se quitó el casco que llevaba y se mostró sin pelo.

Aunque en televisión parecía que se trataba de una calva postiza, la madrileña subió a sus redes sociales unas imágenes que no hacían más que aumentar las dudas sobre su posible rapada. Unas instantáneas que han sido muy comentadas en Instagram y que incluso han abierto el debate entre sus seguidores. Los propios usuarios han analizado minuciosamente su aparición en televisión y las dudas no han hecho más que aumentar. «¿Se ha quedado calva?», «¿te rapaste de verdad?» o «¿pero entonces te has rapado o no?», son algunos de los mensajes que se han podido leer en la publicación.

Antena 3 aumentó aun más las dudas al asegurar el 1 de enero en su página web de forma tajante que el cambio de imagen era real: «Cristina Pedroche se quitó el casco que llevaba en las Campanadas y ¡se había rapado el pelo al cero de verdad!». Pero solo se trataba de una estrategia publicitaria, ya que la madrileña ha reaparecido este lunes en Zapeando con su melena larga característica recogida en un moño baja. De este modo, y tras dos días de dudas, se ha confirmado que la calva tan solo era un postizo.

Cristina Pedroche este lunes en 'Zapeando'.

Eso sí, la colaboradora y la cadena han jugado al despiste. En el vídeo promocional de las Campanadas Cristina aparecía con unas tijeras y con una máquina de afeitar, unas imágenes que hicieron creer que el corte se había hecho sobre su propio cabello. En el clip la joven tenía unas tijeras y empezaba a cortarse el pelo y, cuando cogía una maquinilla de afeitar, se la aproximaba a la cabeza. Unas imágenes que daban más peso a la teoría de que la rapada había sido de verdad. Además, en los días previos a la emisión, en El Hormiguero y en Pasapalabra, ocultó su supuesto nuevo look con dos pelucas: una con media melena negra y lisa y otra ondulada y rosa.