Armani Exchanged Connected. | Armani Exchanged

0

El mundo de la relojería, como otros, ha evolucionado con los nuevos avances tecnológicos en telecomunicaciones, aviación y microingeniería. Los materiales son más resistentes y los mecanismos más sofisticados, sí, pero al fin y al cabo todos dan la hora, que es lo que importa.

Los smartwatches son la última revolución en ese mundo, y vienen en forma híbrida. Están conectados al teléfono móvil a través de una app, y pueden hacer muchas de las cosas que antes hacían los smartphones.

Accesorios inteligentes para el hogar que compiten con los tradicionales, como relojes de pulsera, cucharas de té de diseño sencillo, clásico y de estilo vintage. Y también los más atrevidos, llenos de color, porque hay que alegrar su aspecto de cara al nuevo año.

Se les puede llamar híbridos o smartwatches, pero el hecho es que ya no se puede escapar del siglo XXI. Es la tendencia del momento. Te guste o no. Modernos smartwatches que se acoplan a tu teléfono móvil. Algunos son más básicos: te avisan del correo electrónico, controlan la música de tu smartphone, etc.

Sin embargo, hay otros que se pasean y se convierten en guardianes de tus horas de sueño, miden los pasos que das cada día y las calorías consumidas, 'toman' fotografías. Y las que permiten personalizar las esferas y seleccionar entre multitud de posibilidades (ya sean estéticas o funcionales).

A continuación te mencionamos nuestros 4mejores relojes para regalar en esta época:

Armani Exchange Connected

Las marcas de moda sucumben al encanto de la única pieza de joyería que les queda a los hombres para lucir con orgullo (los relojes). Aun así, en los últimos años se ha hecho hincapié en las nuevas tecnologías (sin olvidar otros modelos más sencillos).

Armani quiere que sus relojes híbridos sean atemporales y modernos al mismo tiempo. Esto se debe a que su atractivo es tal que pueden llevarse durante el resto de la vida. Pero Armani también quiere que sus relojes híbridos sean vanguardistas en términos de tecnología. Son una combinación perfecta de tradición y modernidad, lo que los convierte en una pieza que se llevará durante muchos años.

Diesel On Full Guard

La audacia y extravagancia de Diesel se transmite en este reloj con caja cuadrada de 48x54mm. Es un reloj que destaca, que absorbe las miradas, entre un portátil y un juego de matar alienígenas. Bajo su cristal azul (por supuesto, el de los vaqueros de Diesel) se ven grandes números, tres subesferas y una aguja de tamaño XL, por no hablar de sus botones negros.

Es como un teléfono móvil en la muñeca. Incluye notificaciones de contactos y redes sociales, asistente de Google, mapas, WhatsApp, apps de fitness, permite hacer fotos, monitorizar el sueño y mucho más.

Además, puedes personalizar la esfera, responder a los mensajes de voz y contestar a las llamadas.

Michael Kors Grayson

Está claro que las marcas que recorren las pasarelas se han volcado, en su universo de accesorios, en los smartwatches La empresa de moda neoyorquina que Michael Kors fundó en 1981 no se iba a quedar atrás. Sus productos incluyen bolsos, ropa y zapatos.

Estos relojes comparten algunas características con los patronajes, pero quizá su aspecto sea más comedido, menos rutilante (al menos en los smartwatches, como es el caso).

Bulova Cronógrafo Curv

Bajo ese reloj deportivo se esconde una genealogía del árbol que se remonta a 1875, cuando Joseph Bulova (nacido en Bohemia, República Checa) fundó la empresa. En Nueva York, abre un taller artesanal en el que da rienda suelta a sus habilidades para fabricar relojes de bolsillo, de mesa y de pared. Tras la Primera Guerra Mundial, se dedica también a los relojes de pulsera.

El brazalete Curv se aleja de los diseños más clásicos y atemporales y desciende de ese material tan utilizado en la alta joyería, el oro rosa (no te preocupes, este no lo tiene) que, aquí, combina muy bien con la correa negra.

SI quieres hallar las mejores ofertas en relojes joyeriadeluxe es una joyería online de confianza donde sin dudas podrás conseguir ese regalo que buscas.