Descubre los motivos para aprender francés con clases online.

Si de algo requiere un idioma nuevo es de tiempo, un factor del que el actual ritmo frenético no nos permite disponer. Afortunadamente, en los últimos meses el mundo digital ha irrumpido para dominar la esfera. Han proliferado numerosas plataformas que nos ayudan a adaptar nuestros horarios a las clases online. Una de ellas es Classgap, un portal con tutores particulares que te permitirá tomar tus clases de francés online de forma flexible.

La educación online ganó una enorme popularidad durante la pandemia. La necesidad de comunicación, junto con un énfasis renovado en todas las industrias en mejorar y capacitar a sus empleados, han hecho que el aprendizaje digital esté a la orden del día. Además, conciliar los horarios de clase con los laborales puede ser complejo y muchas veces hasta imposible, por lo que la flexibilidad de esta modalidad es una de sus principales ventajas.

Sin duda, la crisis sanitaria demostró qué este modelo además de práctico, es sostenible: evita los desplazamientos, por lo que no emitimos gases de ningún tipo; y nos permite acceder a los recursos online, por lo que no se requiere gasto de papel o de tinta. También nos facilita el acceso a formación en cualquier parte del mundo sí, por ejemplo, deseas hacer tus clases online de francés con un profesor nativo.

La variable común a todos los alumnos es el tiempo. Este determinará nuestra disponibilidad para elegir una modalidad u otra. El ahorro en este sentido es una de las mayores ventajas, pero existen otras que dependerán de nuestros objetivos.

Las clases online de francés con Classgap

El portal de clases online particulares cuenta con un amplio abanico de profesores, desde nativos hasta plurilingües, con rangos de precio muy variados, para que sea el alumno quien elija el que se adapta a sus necesidades. Además, la primera clase es gratuita, pudiendo seleccionar otro tutor si este no se ajusta a sus objetivos.

Donde quieras

Solo necesitas una buena conexión a internet. Con este requisito, podrás realizar tus clases particulares donde quieras: en tu casa, en el trabajo o durante tus vacaciones. Se acabaron los desplazamientos a academias, escuelas de idiomas o domicilios. Adicionalmente, recomiendan que las clases se realicen desde un lugar tranquilo para fomentar la concentración. Si aprender un idioma te cuesta, con las clases online de francés de Classgap tendrás una formación personalizada.

Cuando quieras

Normalmente, acceder a formaciones regladas requiere de horarios disponibles. Las academias y centros educacionales programan las clases a una hora determinada, que en muchos casos no coincide con nuestro trabajo o nuestro tiempo de conciliación familiar. En Classgap, puedes elegir la hora que tu quieras, ya que hay multitud de profesores con amplias franjas horarias.

Mayor comodidad

La comodidad es uno de los factores principales que eligen los alumnos, ya que prefieren realizar las clases sin moverse de casa en vez de desplazarse a un lugar, con los costes que ello supone. Otros apuntan a la personalización como clave para la elección de la formación online: esto les sirve para crear un entorno donde poder practicar el idioma sin miedo.

Coste más bajo

Mientras las academias y escuelas se paga una matricula de inscripción y una cuota mensual, en Classgap te registras gratuitamente y solo pagas en función del profesor que tu escojas. Por otro lado, no hay costes de desplazamiento, ni libros de texto para comprar, ni aulas para alquilar, ni tasas de solicitud, por lo que las clases online resultan más rentables.

100% adaptado a tus necesidades

¿Tienes miedo de que las clases de francés en una escuela de idiomas sean demasiado rápidas y no puedas seguirlas? ¿O, por el contrario, aprendes muy rápido y pierdes el tiempo esperando que tus compañeros alcancen tu nivel antes de pasar a la siguiente clase? Los profesores particulares adaptan las clases a tu medida, teniendo en cuenta tu nivel, tus objetivos y los temas que te apasionan. Tienes a tu disposición un profesor que te escucha y programa los cursos según tus preferencias y que se adaptan a tu nivel y al que deseas alcanzar.

La innovación de la tecnología

Hoy en día, las funciones multimedia que se encuentran en los entornos de aprendizaje digital incorporan nuevas formas de aprender. Esta tecnología está ayudando a los estudiantes a incorporar nuevas técnicas de estudio, permitiendo poder acceder a todos los recursos de forma instantánea y online.

En definitiva, aprender o perfeccionar un idioma como el francés con profesores particulares online puede ser altamente beneficioso. Si todavía no estás convencido, realiza la clase de prueba de Classgap. Para comenzar, solo tienes que registrarte en su web (www.classgap.com) de manera gratuita y buscar el profesor que mejor se adapte a ti según tu disponibilidad horaria. Planteadle tus objetivos y tus dudas. Si te ha convencido, podrás proceder a concertar la siguiente clase; sino, puedes seguir investigando otros tutores. Cuanto hagas «match», aprender francés online te resultará de lo más sencillo.