Dalt Vila presume un año más de belén gracias a Traspas y Torijano

Arte

Valorar:
preload

02-12-2017

Un año más Dalt Vila vuelve a presumir de belén a tamaño natural gracias al que todas las Navidades montan en el patio de su casa los artesanos Jesús García, Traspas, e Isabel Delgado, Torijano.

Lo llevan haciendo desde que Dalt Vila fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1999 y hoy, 18 años después, es un referente de la Navidad ibicenca. En cada edición hay novedades que se trabajan y pagan de su bolsillo este matrimonio dueño de dos tiendas en la ciudad alta, y en esta ocasión, las más destacadas son el aumento de la familia de gatos que hay a los pies de José y María y un divertido muñeco que contesta al que pasa por allí.

Junto a ellos, y casi como en el primer día, el visitante podrá contemplar un original portal de Belén en el que hay todo tipo de animales, desde pollitos y gallinas hasta pajarillos pequeños, ovejas, cerdos, una ardilla, una cabra y por supuesto la mula y el buey. Tampoco falta la estrella, colocada como siempre con mucho esmero por Jesús empleando una escalera grande, y las figuras de María y José. Ella está embarazada, puesto que hasta el 24 de diciembre no da a luz, y los dos son de piel negra. Algo que sorprende a los transeúntes pero a Traspas y Torijano no. En absoluto. Ellos emplearon desde el primer día los maniquís de su tienda y con el tiempo se ha convertido en un ejemplo de igualdad como reza la frase que siempre ha ilustrado la representación: «Paz y amor sin mirar el color».

El belén se inaugura hoy y se podrá ver hasta el 7 de enero de 09.30 a 00.00 horas. Algo más de un mes en el que consiguen con su esfuerzo y constancia, dar un poco más de vida a una Dalt Vila prácticamente desierta durante los meses de otoño e invierno. De hecho Jesús aseguró que en su barrio únicamente viven todo el año ellos y una mujer. Sin embargo, no están desanimados, más bien al contrario, están «con más fuerza que nunca». «Nos gusta pensar que ayudamos a que Dalt Vila se mantenga viva y si no, pues no pasa nada, porque nosotros disfrutamos muchísimo montando todo junto a nuestros hijos y nuestros nietos. Y si el Ayuntamiento no pone luces ni villancicos, pues los ponemos nosotros», explicó Jesús.

INSPIRADO EN HALLOWEEN

Un muñeco que da la bienvenida. Una de las novedades este año es un muñeco que recibe al visitante repitiendo lo que le dicen. Según Traspas para instalarlo se han basado en el éxito que tuvo durante su montaje de Halloween un muñeco de un cuervo que graznaba y se le encendían los ojos si percibía ruido.

LA CITA

Belén Traspas y Torijano

Fechas: Del 1 de diciembre al 7 de enero

Lugar: Dalt Vila, antes de la Catedral

Horario: De 09.30 a 00.00 horas