EDITORIAL

Los hoteles de Ibiza salvan la temporada

Eivissa |

Valorar:

La difusión de los datos de la última encuesta de ocupación hotelera que elabora la patronal pitiusa ha llegado a la conclusión de que esta temporada está siendo prácticamente igual que la pasada, al menos en Ibiza, mientras en Formentera se está produciendo una caída más acusada. Concretamente, la ocupación hotelera en la pitiusa menor ha bajado seis puntos, una tendencia a la baja que comenzó en el inicio de la temporada y que no ha variado hasta agosto.

Malos augurios.
Aunque las previsiones turísticas no eran las mejores para esta temporada 2019, hay que alegrarse de que la ocupación, según datos de los propios hoteleros, haya sido similar a las del año anterior, lo que en opinión de la presidenta de la patronal hotelera, Ana Gordillo, era de esperar y demuestra incluso una ligera mejoría respecto a 2018. La patronal hotelera afirma, además, que los datos podrían haber sido incluso mejores de no existir la oferta ilegal de pisos turísticos, por lo que reclaman más contundencia contra el intrusismo. En cambio, no puede decirse lo mismo de Formentera, donde la caída es considerable y que debería ser analizada con profundidad por hoteleros y autoridades de la isla. Seis puntos de bajada de ocupación de un año a otro no parece un dato menor y debería ser motivo de preocupación de cara al futuro.

La fuerza del destino.
Hay que destacar la gran solidez de Ibiza como destino turístico mientras otras zonas en España están sufriendo mucho debido a la fuerte competencia de países como Egipto, Túnez o Turquía, cuya recuperación es una gran realidad. Sin embargo, Ibiza no parece notar el auge de los destinos que en su momento se vieron afectados por el terrorismo islámico y que se están recuperando con precios muy competitivos. No puede decirse lo mismo de Formentera, donde los altos precios hoteleros y las limitaciones de entrada de vehículos a la isla puede que sean dos de las causas del bajón hotelero. Formentera debe analizar si esa es la estrategia a seguir en los próximos años, pero evidentemente los datos de este 2019 deben analizarse con mucha responsabilidad y decidir si hay que seguir por el mismo camino.