Editorial

Las licencias de obra deben respetarse

Valorar:

El Ayuntamiento de Sant Josep ha recibido la denuncia de un particular sobre las obras ilegales de la mansión llamada Villa Titanium, que es propiedad de Cathy Lobé, ex esposa del DJ David Guetta. El denunciante exige que el gobierno municipal revise la ampliación de la vivienda y los cambios de usos de algunas de las dependencias del inmueble, que supuestamente se realizaron sin la correspondiente licencia. La mansión de Cathy Guetta incluye piscina interior, gimnasio con ring de boxeo, sala de fiestas y un cine. Todo construido sin autorización y evidentemente sin respetar la licencia solicitada por la empresaria, siempre según la denuncia.

Respetar la legalidad.
Sorprende que en la actualidad todavía haya promotores de este tipo de mansiones que se atrevan a incumplir las licencias municipales y se atrevan a construir sin ningún amparo legal. No se trata de mínimos cambios los que se plantean en la denuncia que ahora obra en poder del Ayuntamiento de Sant Josep. Son modificaciones de calado que merecen la urgente revisión por parte de los técnicos municipales. Con esta denuncia, que parece tener fundamento, la actuación municipal debe ser rápida y contundente.

El apellido no basta.
El territorio es demasiado valioso para seguir permitiendo este tipo de infracciones urbanísticas, pero si además el infractor tiene un apellido conocido, como es el caso de Cathy Guetta, el hecho reviste una mayor gravedad. Todos los famosos que deciden quedarse a vivir en Ibiza son y serán siempre bienvenidos, pero deben saber que el hecho de tener un apellido famoso o muchos millones en las cuentas corrientes no les exime de respetar las normas. Las leyes son para todos igual. Por eso Cathy Guetta debe ahora responder ante el Ayuntamiento de Sant Josep y rehacer todos los cambios que no podía realizar en su mansión ibicenca, además de pagar la correspondiente multa.