0

El secretario del Consell d’Eivissa avisó la pasada legislatura a PSOEy Podemos que el concierto social con Amadiba contenía numerosas irregularidades. Señalaba, por ejemplo, que el concierto debía incluir la cartera de servicios correspondiente. También avisaba este funcionario, cuya función es avalar la legalidad de todas las decisiones adoptadas por el Consell, que el gobierno insular no tenía competencias en atención a personas con discapacidades. Además, advertía que en el expediente aparecían referencias a normativas ya derogadas.

Caso omiso a las advertencias

Pese al contundente informe del secretario del Consell d’Eivissa, desvelado en exclusiva por este periódico, el acuerdo siguió su curso e Intervención también incluyó una serie de advertencias que no fueron tenidas en cuenta por el equipo de gobierno. Intervención cuestionaba, por ejemplo, que el procedimiento de urgencia no podía utilizarse de forma ordinaria para tramitar este tipo de servicios. Con todo esto, el Consell d’Eivissa no corrigió ninguna de las deficiencias planteadas por ambos funcionarios y el contrató siguió su curso. Recordemos también que la Oficina Anticorrupción emitió un duro informe, si bien acordó no llevar el asunto a la Fiscalía Anticorrupción.

Silencio de PSOE y Podemos

Todas las irregularidades denunciadas durante los últimos días por este medio deberían ser suficientes para que dirigentes del PSOE y de Podemos saliesen a dar la cara y defenderse, pero no ha sido así. Tanto un partido como otro dicen que no tienen nada que decir (el PSOE añadió que ya había dado explicaciones en su día, si bien no se ha encontrado ni una información al respecto) y se niegan a aclarar lo ocurrido. Este silencio contrasta con la agresividad que utilizan ambos partidos por el asunto de ‘La vida Islados’, que tiene que aclararse hasta el final y debe esperarse la resolución de la Fiscalía, pero no se puede aplicar dos varas de medir.