‘Agustinet’ en Mallorca no lo hace mejor…

0

Situación caótica que padece el transporte público». «Graves problemas de transporte». «El transporte público de Eivissa ha llegado a una situación absolutamente insostenible». «Servicio nefasto». «El transporte público de Eivissa ha llegado a este extremo de degradación». «El peor transporte público que padece Eivissa desde que el Consell Insular gestiona la competencia». «Imagen penosa». «Servicio lamentable». «Una gestión absolutamente desastrosa».

Todas estas frases y algunas más que nos ahorramos reproducir pero de igual contundencia, están sacadas del comunicado de prensa difundido por la FSE-PSOE el pasado jueves, mediante el cual se exige al presidente del Consell d’Eivissa, Vicent Marí, la destitución inmediata de Javier Torres como conseller de Transportes.

Los apologetas del transporte público que fueron incapaces de sacar a concurso la concesión del transporte por carreteras en la isla de Ibiza, que caducó en enero de 2019, cuando gobernaban en el Consell d’Eivissa PSOE y Podem-Guanyem, reprochan a PP y Cs que no hayan hecho lo que ellos mismos no pudieron hacer. Pero han pasado más de tres años…

Los populares reprochaban entonces a los socialistas lo mismo que estos reprochan ahora a Vicent Marí. Entonces también hablaban de «incapacidad manifiesta», «una administración sin norte», y otras lindezas similares.

Los problemas de siempre siguen sin una adecuada solución. Más de lo mismo, gobierne quien gobierne. Pero llama la atención que la FSE-PSOE, cuyo secretario general es Josep Marí Ribas ‘Agustinet’, conseller de Mobilitat i Habitatge del Govern de les Illes Balears, sea capaz de lanzar críticas tan corrosivas y lacerantes contra los actuales gestores del transporte público de Ibiza, la misma semana que él mismo tuvo que pedir disculpas por el caos generado en Sineu (Mallorca), cuando la empresa pública de su responsabilidad directa, Serveis Ferroviaris de Mallorca (SFM), fue incapaz de reforzar el servicio para atender la multitudinaria y más que previsible demanda generada por la neofiesta de la Mucada, tras dos años sin celebrarse.

Si ante un incremento de usuarios fácilmente pronosticable, el conseller del ramo no es capaz de ordenar que se refuerce el servicio para evitar las imágenes que se han podido ver de trenes atestados y gente tirada en los andenes, ¿cómo tiene la santa barra de hablar de «situación caótica del transporte público»? Pues la tiene.

No les aburriremos relatando las horas que un taxista tiene que esperar un taxi en Mallorca para ir o venir del aeropuerto, porque es reiterativo y no difiere mucho de lo que pasa en Ibiza o en Formentera para ir al puerto… El taxi no da abasto ni tampoco el autobús de línea.

Uber y Cabify

Se diría que todo viene por un discreto pronunciamiento del conseller de Cs, Javier Torres, a favor de Uber y Cabify, algo que coincide con lo expresado hace unos días por la presidenta de la patronal CAEB, Carmen Planas, y que ha causado indignación entre el gremio de taxistas. Naturalmente estos están muy cómodos con la situación de monopolio que les beneficia, aunque perjudique a los usuarios.

Y es que en una temporada estival como la que vivimos, con una enorme afluencia de visitantes y una saturación de servicios públicos de toda clase, el transporte público se revela como insuficiente. En Ibiza y en Mallorca. No se pongan tan dignos los socialistas ibicencos, que allí donde ellos gobiernan, la situación es igual o peor que en las Pitiusas.