0

Días antes mi marido tropezó en la Avenida España y otro señor que venía detrás también, en el mismo desnivel de la acera rota. Finalmente, alguien decidió pintarlo de rojo como aviso de esa " trampa" para viandantes que no se repara...