Imagen de archivo de una patera llegada a Formentera. | Archivo

3

Tras 10 días de tregua, el flujo de pateras a Baleares se reactivó este viernes con la llegada de 45 inmigrantes argelinos en dos pateras en Mallorca y otra en Formentera.

La primera llegó a medianoche a las Pitiusas y los ocupantes de la embarcación fueron rescatados en el mar. Poco después, a las dos y cuarto de la madrugada, otras 21 personas fueron rescatadas cerca de Cala Pi, en Mallorca. Iban en una embarcación que había sido localizada por el radar. La tercera, en la que viajaban doce migrantes, apareció a las tres y media cerca de ses Salines.

De los migrantes que llegaron este viernes, al menos 25 pasarán a disposición judicial para su traslado a un Centro de Internamiento de la Península (CIE), ante la existencia de plazas en estos espacios para su posterior expulsión a Argelia. Según informó Delegación del Gobierno ayer, los inmigrantes de Formentera tomarán este camino y parte de los de Mallorca. El resto quedará en libertad cuando la Policía Nacional agote los trámites administrativos con ellos.

Por el momento, en 2021 han llegado casi 2.200 migrantes en 152 pateras a Baleares.

Sigue el año récord.

La llegada de pateras se mantiene en ‘temporada’ y en lo que va de 2021 ya han llegado casi 2.200 migrantes. Tradicionalmente el flujo se mantiene también a lo largo de noviembre, en función de la climatología.