Cala Saona

0

Sa Unió de Formentera considera que la decisión de Gent per Formentera de sumarse a la concentración de esta tarde contra el modelo de los kioscos de playa que quiere imponer el Consell es «una maniobra propagandística y electoral muy descarada» que ya se esperaban, aunque advirtieron de que «la gente no es tonta» y no se van a creer que no tienen ninguna responsabilidad por el contrato de los servicios playeros.

El portavoz del grupo de la oposición, Llorenç Córdoba, criticó que desde GxF digan ahora que la responsabilidad del pliego de condiciones es de la Conselleria de Medio Ambiente, en manos del PSOE, «pero el problema no es el pliego técnico, que sí que ha hecho la Conselleria de Medio Ambiente, sino el pliego administrativo, que es el que está dando problemas, el que regula el precio y las puntuaciones, y esto lo ha hecho la Conselleria de Hacienda, que gestiona Gent per Formentera».

«Ya no me extraña nada de estos», insistió Córdoba, «pero que tengan la cara de salir echando la culpa al PSOE es demasiado». Y más aún cuando este concurso «ha salido adelante gracias a GxF y al PSOE, y esto debe tenerlo muy claro la gente». En este sentido, el portavoz de Sa Unió hizo hincapié en que participaron ambas consellerias, por lo tanto ambos partidos, «y se lo aprobaron ellos mismos en Comisión de Gobierno, porque no lo llevaron a pleno, con lo que se evitaron que se viese el pliego de condiciones de antemano», por lo que las responsabilidades de esta contratación «están compartidas».

Llorenç Córdoba criticó a su vez que la Conselleria de Hacienda, de Bartomeu Escandell, contratara para realizar este pliego de condiciones «a la misma letrada que el del kiosco de
Cap de Barbaria». Un pliego que «se tuvo que echar atrás por polémicas bastante importantes».

Sa Unió ya había anunciado, desde que se convocó el minuto de silencio, que asistiría a esta concentración, a la que también se sumaron desde la Pimef.